OMAR BRITO
21 de junio de 2013 / 09:40 p.m.

Ciudad de México • El senador Roberto Gil, respondió a la secretaria general del PAN, Cecilia Romero, sobre el desconocimiento de los estatutos de su partido que reformaron 23 legisladores afines a Ernesto Cordero, y señaló que en caso de que lo lleven a tribunales tendrían que demandar directamente al Senado, una vez que la Mesa Directiva validó las modificaciones.

"Si se presentan las impugnaciones correspondientes pues las atenderemos en el tribunal o en donde las hayan presentado, debo decir una cosa de entrada el órgano demandado no es la mayoría del grupo parlamentario sino el Senado de la República porque es el Senado de la República, a través de su Mesa Directiva, la que ha recibido y ha validado los estatutos que se aprobaron por una mayoría del grupo parlamentario, en consecuencia deben de demandar al Senado de la Republica", expresó Gil.

Entrevistado en el marco de un foro sobre la Reforma Política, el legislador reconoció que los recursos del PAN se encuentran en un limbo jurídico en los que no se tiene certeza de su aplicación.

"Estamos en un limbo jurídico, desafortunadamente porque debimos haber resuelto esto de manera institucional, ahora tenemos la intranquilidad todos de que los recursos están en un limbo, yo espero que ese limbo no sea ocasión y motivo para que estos entren en una falta de certeza de su aplicación".

Gil señaló que no se puede impugnar la reunión de los 23 senadores afines a Ernesto Cordero porque no se hizo su momento, y que actualmente no se ha hecho tampoco contra la comunicación que se dio a la Mesa Directiva sobre las reformas.