REUTERS
13 de agosto de 2017 / 01:54 p.m.

WASHINGTON.- Científicos de una compañía estadounidense que buscan crear órganos de cerdos lo suficientemente seguros para su trasplante en humanos han usado tecnología genética para clonar lechones que carezcan de un retrovirus potencialmente mortal, según un estudio.

El avance, publicado en la revista Science, puede ayudar a despejar el camino para el trasplante de órganos de cerdo en humanos, sin miedo a que los pacientes se infecten con un retrovirus porcino, pero sigue habiendo otros obstáculos.

Este tipo de trasplantes puede ofrecer una alternativa que lleve potencialmente a salvar vidas de pacientes a los que se diagnostica un fallo orgánico y que no tienen otras opciones de tratamiento. La escasez de órganos humanos ha llevado a los científicos a estudiar la posibilidad de usar animales.

Aproximadamente 20 personas mueren al día solo en Estados Unidos esperando un trasplante, según la organización United Network for Organ Sharing.

El último experimento lo realizaron científicos de la compañía eGenesis, con sede en Cambridge, Massachusetts. Emplearon una tecnología conocida como Crispr que funciona como un tipo de tijera molecular que descarta las partes no deseadas de un genoma.

Los científicos crearon genes de cerdos que carecían del problemático retrovirus, luego usaron una técnica de clonación para producir embriones de cerdos, según un comunicado de eGenesis. Éstos fueron implantados en cerdas que dieron a luz después a animales clonados, los cuales serán examinados para ver efectos a largo plazo del procedimiento.

Desde hace tiempo los cerdos han sido considerados como una fuente viable para trasplantes en humanos debido a la similitud que hay en el tamaño de los órganos.


pjt