MINELLI ATAYDE ZARCO
5 de marzo de 2015 / 12:05 a.m.

Las estadísticas son el fuel en el buen ánimo de los jugadores de Tijuana. Son líderes de la competencia y por ello, no hay pena que les impida bailar reggaeton como parte de un promocional televisivo. En este momento, todo está permitido.

Gabriel Hauche observa de lejos la acción y sonríe al ver a Juan Arango y a Cirilo Saucedo con su mejor estilo. Lo invitan, pero él lleva mucha seriedad encima para entrar en esos detalles.

Con ese mismo sosiego, el argentino habla, en entrevista con La Afición, de su actuación en la Liga, está robando cámaras, y lo sabe, pero lo toma con calma, porque sabe que falta mucho para lograr lo que él pretende en el futbol mexicano.

"Yo creo que más es el esfuerzo de todo el equipo, ya después puede suceder que uno pueda marcar goles, pero me siento bien con lo que está pasando", dice, y enseguida, explica que no pensó adaptarse tan rápido.

"Realmente que al ser cosas nuevas, un futbol nuevo, por más que tengas toda la predisposición y la voluntad de que las cosas te salgan bien, a veces los factores externos pueden influir, el tema de la altura, el campo de fuego, el tener nuevos compañeros, todo eso traté de dejarlo a un lado, que no fuera un condicionante para mi adaptación al futbol mexicano, traté en todo momento de entender cada indicación, cada movimiento con mis compañeros para sacarle el mejor beneficio en los encuentros".

A muchos les pareció raro que con el éxito que tuvo Hauche en Argentina, aceptara llegar al futbol mexicano, cuando se le enfatiza en el tema, lanza una tímida sonrisa y afirma que fue Jorge Alberto Hank, el presidente de Xolos, el responsable, pero también, de manera indirecta, Antonio Mohamed.

"Tijuana se hizo conocido por refuerzos argentinos que estuvieron acá, realmente con el título que consiguió Mohamed creo que también tomó una trascendencia muy grande en Argentina. Así es que, desde que me habló el presidente, quien fue el principal motor para que uno decidiera venirse, la confianza que tenía en mí, eso fue fundamental, se lo agradecí".

Tras brillar en Racing, te vas a Italia ¿Qué paso en tu etapa con el Chievo Verona?

"Llegué a un club con una estructura armada, con jugadores que tenían su lugar, no convencí al técnico y son autocrítico, no le echo la culpa de lo que me paso, estaba en su derecho de utilizar a otros jugadores, es una experiencia más en mi carrera y después de ahí me enfoque en hacer bien las cosas en Racing, quería cerrar un ciclo ahí y estoy muy agradecido porque eso fue la base principal para que me fuera bien, porque llevo dos meses acá y todo va perfecto".

¿Tienes como meta regresar al futbol europeo?

"Sinceramente, después de que salí de Argentina a Italia no fue lo que yo esperaba, y estoy disfrutando mucho este torneo, y trato de seguir trabajando para ser importante en mi equipo y para que mi familia esté lo mejor posible también, que se disfrute día a día. Después, no pienso en eso".

Hauche le ha tomado un cariño especial a Xolos, y espera cumplir con la directiva, el cuerpo técnico y la afición que también lo ha cobijado.

"Se ve como una Liga muy competitiva, auténtica, con jugadores muy rápidos. Aquí cualquier equipo ya sea local o visitante intenta imponer su juego, quedarse con la pelota y eso lo hace positivo. Espero hacer cosas importantes".