AP
12 de marzo de 2017 / 09:02 a.m.

LA PAZ.- El presidente Evo Morales no cree que la Unión Europea tenga que hacerse problema por 2.000 hectáreas legales más que permite la nueva ley de la coca, después que el representante europeo en Bolivia manifestó su preocupación y anticipó un ajuste a la cooperación.

"Hemos decidido soberanamente aumentar las hectáreas de coca legales de sembradíos de coca, aquí se acabó ser sumiso y lo que nos resta es explicar la ley, con muchos argumentos, eso nos queda... No creo que se hagan lio (problema) por 2.000 hectáreas más", dijo Morales en conferencia de prensa.

El gobernante también explicó que sería contradictorio si la Unión Europea lo hace ya que ellos cooperaron incluso cuando había más cultivos de coca en el país. Después que el representante de la Unión Europea en Bolivia, León de la Torre, manifestó su preocupación y anunció una "reformulación" a la cooperación para la lucha antidroga de unos 30 millones de dólares.

La nueva ley permite que se cultiven hasta 22.000 hectáreas, en dos zonas cocaleras permitidas, con el fin de que se vaya para el uso tradicional, ya sea masticado, infusiones y otros, que en Bolivia es una costumbre.

De la Torre explicó que tres semanas antes en una reunión de "alto nivel" con los representantes de los 28 países en Bolivia, el gobierno presentó el proyecto de ley que legalizaba 20.000 hectáreas de coca; sin embargo, se aprobaron 2,000 más.

La ley que quedó abrogada sólo permitía 12.000 hectáreas.