7 de noviembre de 2014 / 06:07 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco aseguró hoy que se cae en la corrupción poco a poco y no de golpe, tras advertir que quien ama o está pegado al dinero, a la vanidad y al orgullo "va por mal camino".El pontífice hizo estas reflexiones durante el sermón de su misa privada matutina, que celebró en la capilla de la residencia vaticana de Santa Marta y en la cual recordó la parábola bíblica del administrador de los bienes que engaña a su señor."¿Cómo llegó este administrador del evangelio a este punto de estafar, de robar a su señor? ¿Cómo llegó, de un día a otro? ¡No! Poco a poco. Un día una propina acá, otro día una mordida allá y así, poco a poco, se llega a la corrupción", sostuvo.También puso en guardia contra los "cristianos mundanos" y "de apariencia" que en la actualidad "son tantos". Pidió no caer en la tentación de habituarse a la mediocridad de los cristianos que es justamente su ruina, porque su corazón se entibia.Afirmó que para los tibios Jesús usa palabras fuertes: "Porque eres tibio, te vomitaré de mi boca". Acusó que ellos son "enemigos de la cruz de Cristo" porque, aunque toman el nombre no siguen las exigencias de la vida cristiana."¿Me gusta alardear? ¿Me gusta el dinero? ¿Me gusta el orgullo, la soberbia? ¿Dónde tengo mis raíces? ¿En el cielo o en la tierra? ¿En el mundo o en el espíritu mundano?", cuestionó.Estableció que la suerte de los "cristianos pintados" será la perdición porque el camino de la mundanidad de estos enemigos de la cruz de Cristo "lleva a la corrupción. "Y después terminas como este hombre, ¿no? Abiertamente robando", dijo.FOTO: APNOTIMEX