27 de septiembre de 2013 / 08:17 p.m.

Ciudad de México  • Los descuentos salariales aplicados a maestros en el Distrito Federal no son novedad, ni resultado de la aplicación de la Ley del Servicio Profesional Docente, sostuvo el secretario general de la sección 9, Francisco Bravo, por lo que advirtió que las movilizaciones continuarán pese a las sanciones.

“Lo podemos definir como un alarde autoritario, es el mensaje que le quiere hacer llegar a los maestros, algo así como ya no te muevas, no protestes, no te inconformes, ese es el mensaje que hay detrás porque los descuentos en el Distrito Federal siempre han estado, siempre han existido, no es la primera vez que no se aplican”, señaló Bravo entrevistado al salir de la escuela Viceta Trujillo, donde imparte clases.

Ayer, la SEP informó que con base en la normatividad vigente aplicó descuentos al salario por inasistencias a 32 mil 190 trabajadores de la educación que ocupan 46 mil 681 plazas en diversas escuelas de la ciudad de México.

Sin embargo, el dirigente del magisterio disidente en el DF, sostuvo que ese anuncio fue lanzado como “una señal de esto es la aplicación de la nueva ley”; situación que confirma –dijo- que la reforma educativa tiene fundamentalmente un carácter laboral y administrativo.

“No es educativo y que quiere fortalecer el control de los maestros y además caracteriza lo que hemos dicho, que los únicos responsables de la crisis del sistema educativo nacional somos los maestros”.

Asimismo, el dirigente señaló que no ha habido avances en su exigencia de entablar una mesa de diálogo con funcionarios de alto nivel que tengan capacidad de resolver su demanda en torno a la abrogación de los artículos tercero y 73.

“Seguimos pidiendo que esta entrevista se dé, pero hasta ahorita no se ha concreto nada y nosotros no queremos quitar el dedo del renglón. La Coordinadora ha definido que la movilización v a continuar, ¿cuánto tiempo? no lo sabemos”, expresó.

Fanny Miranda