ap
25 de diciembre de 2015 / 03:08 p.m.

Beirut.-  El comandante rebelde sirio Zahran Aluch, quien lideró a uno de los grupos más poderosos en la lucha contra el gobierno del presidente Bashar Assad, murió en un bombardeo cerca de la capital, dijeron el viernes activistas de la oposición.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña dijo que el bombardeo hizo impacto en una reunión del Ejército Islámico el viernes en Otaya, un suburbio de Damasco. Murieron varios militantes, entre ellos Aluch.

El organismo dijo que los aviones de combate atacaron una reunión en la que los comandantes del Ejército Islámico se alistaban para lanzar una ofensiva en contra de fuerzas gubernamentales y del Jezbolá libanés cerca de Damasco.

Los Comités de Coordinación Local dijeron que Aluch murió por una bomba rusa en la zona de al-Marj cerca de Damasco.

El canal de televisión libanés Al-Mayadín dijo que Aluch murió en un encuentro convocado para mediar entre dos facciones rivales cerca de la capital. Trece bombardeos estremecieron el este de Damasco el viernes, añadió.

Mazen al-Shami, un activista de oposición con sede cerca de Damasco, dijo que los aviones rusos de combate lanzaron 10 misiles contra el lugar en el que se reunían Aluch y altos comandantes en Otaya. Comentó que varios oficiales y comandantes fallecieron o resultaron heridos.

Aluch, que contaba con respaldo saudí, era uno de los más poderosos comandantes rebeldes y su grupo controla gran parte de los suburbios de Damasco. La facción del Ejército Islámico es el grupo más poderoso en el combate a las fuerzas gubernamentales y el grupo Estado Islámico cerca de la capital.

Aluch, un ex prisionero que fue liberado durante una amnistía general una vez que comenzó el levantamiento contra Assad en marzo de 2011, se unió a la oposición armada y fundó el Ejército Islámico, que se convirtió en una de las facciones rebeldes mejor organizadas en Siria.

Su grupo fue responsable de los ataques con artillería de morteros en Damasco, en los que murieron o resultaron heridos una gran cantidad de civiles.

El Ejército Islámico participó a comienzos del mes en una reunión sostenida en Arabia Saudí para acordar la formación de una delegación de oposición que negociaría con representantes del gobierno. El gobierno ha sostenido que no negociará con terroristas, y el Ejército Islámico está considerado dentro de dicha categoría.

La muerte de Aluch ocurre un mes antes del inicio programado de las conversaciones de paz entre el gobierno sirio y la oposición, a realizarse en Ginebra, Suiza.