10 de septiembre de 2014 / 04:14 a.m.

Portland. — Un veterinario y cofundador de Hope Elephants, que cuida a elefantes de circo retirados, murió el martes cuando uno de los animales lo pisó, dijo la policía.

Los agentes calificaron el hecho como un accidente.

La policía del Condado Knox indicó que encontró inerte a James Laurita, de 56 años, en el establo de la fundación en Hope, aproximadamente 140 kilómetros (87 millas) al noreste de Portland.

Parece ser que Laurita cayó al suelo antes de que uno de los dos elefantes de la fundación al parecer lo pisara, dijo la policía, que citó un informe de un médico forense.

Atender a los animales era parte de la rutina diaria de Laurita en la instalación que fundó con su hermano Tom en 2011. Los dos elefantes asiáticos de Hope Foundation, Rosie y Opal, llegaron en 2012.

"El elefante no fue agresivo de ninguna manera. Evidentemente fue un accidente", dijo Mark Belserene, administrador de la oficina del médico forense del estado, quien agregó que la causa oficial de muerte fue "asfixia y múltiples fracturas ocasionadas por compresión del pecho".

Laurita vendió en 2011 su clínica veterinaria en la cercana Camden para establecer Hope Elephants, donde trabajó como cuidador y educador. Él vivía con su familia en el área.

Había trabajado con Opal y Rosie hace décadas cuando fue manejador de elefantes en el Carson & Barnes Circus.

Tim Carroll, subjefe de policía del Condado, describió a Laurita como "sumamente querido en la comunidad por todo el trabajo que realiza". Hope Elephants emitió un comunicado en el que indicó que la organización estaba "profundamente triste" por la pérdida de su fundador.

"La pasión de Jim por todos los animales, pero especialmente por los elefantes, no tenía límites", señaló el comunicado.

Laurita "transmitió su pasión y la importancia de la conservación de la vida silvestre" a través de sus esfuerzos educativos, agregó.

FOTO: FB Hope Elephants

AP