AP
21 de septiembre de 2015 / 12:50 p.m.

Berlín.- Un adolescente sirio que comió accidentalmente una seta venenosa, aparentemente porque se parecía a los hongos comestibles en su tierra natal, murió de insuficiencia hepática, informó un hospital alemán el lunes.

El joven de 16 años murió durante la noche a pesar de todos los intentos para salvarlo, precisó la portavoz del Hospital Universitario de Münster, Marion Zahr.

El joven y su madre fueron hospitalizados la semana pasada después de comer uno de los hongos más venenosos en Alemania, cerca de la ciudad noroccidental de Osnabrück, dijo Zahr.

Los médicos del hospital habían buscado con urgencia un hígado para trasplante a través de una organización que es responsable de la asignación de órganos de donantes en ocho países europeos, pero no fueron capaces de conseguir uno a tiempo para salvar al chico.

Otros tres pacientes, que no eran solicitantes de asilo, también fueron ingresados en el mismo hospital por intoxicación por setas y uno permanece en estado crítico, dijo Zahr. La madre del menor y los otros dos están mejorando.

La semana pasada, un hospital de Hannover informó que había visto recientemente más de 30 casos de solicitantes de asilo intoxicados, principalmente sirios, luego de haber comido el mismo hongo. Un paciente, un hombre ruso, murió allí.

En reacción a la ola de incidentes, las autoridades de salud rápidamente difundieron una campaña de carteles en ocho idiomas, incluido el árabe, curdo, persa, ruso y turco, advirtiendo a la gente que evite comer el hongo.