AP
13 de marzo de 2016 / 04:18 p.m.

Costa de Marfil. — Un grupo armado vinculado con Al Qaeda disparó el domingo contra los presentes en una playa y en hoteles en Grand-Bassam, un balneario en Costa de Marfil, matando a por lo menos 14 civiles y al menos dos elementos de seguridad, informaron las autoridades.

Testigos relataron que varios atacantes abrieron fuego con metralletas en el poblado playero del sudeste de Costa de Marfil. El ataque provocó la huida despavorida de los turistas hacia los hoteles.

Ataque en Costa de Marfil
El presidente de Costa de Marfil, confirmó que dos elementos de las fuerzas especiales murieron, además de 14 civiles y seis atacantes. | REUTERS

Fotos colocadas en medios sociales de internet mostraban cuerpos desparramados por la arena. El gobierno informó que neutralizó a seis hombres armados tras ataques contra tres hoteles en Grand-Bassam, a unos 40 kilómetros (25 millas) al este del centro financiero del país, Abiyán.

Una organización que monitorea los sitios web yihadistas dijo que Al Qaeda en el Magreb Islámico reivindicó el ataque. SITE Intelligence Group precisó que el grupo extremista islámico hizo la declaración en un mensaje en el que calificó de "héroes" a tres de los atacantes responsables del asalto al complejo de playa de Grand Bassam.

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, confirmó que dos elementos de las fuerzas especiales murieron en los ataques a los bañistas y a tres hoteles en Grand-Bassam, además de 14 civiles y seis atacantes.

Ouattara se trasladó al poblado para visitar los diferentes hoteles, expresar sus condolencias y agradecer a las fuerzas de seguridad por su respuesta rápida.

Josiane Sekongo, de 25 años y quien vive frente a uno de los hoteles del lugar, dijo que corrió afuera cuando escuchó los disparos y vio a la gente huyendo de la playa. Los residentes se mantenían en sus casas a medida que llegaban las fuerzas de seguridad.

El testigo Marcel Guy dijo que vio al menos a cuatro hombres armados con fusiles Kalashnikov correr hacia la playa. Precisó que uno de los hombres armados tenía una barba larga.

El hombre se acercó a dos niños en la playa y Guy dijo que escuchó al hombre hablando en árabe. A continuación, uno de los niños se arrodilló y comenzó a orar. "El niño cristiano fue muerto a tiros justo frente a mis ojos", dijo.