25 de agosto de 2014 / 03:43 p.m.

Sao Paulo.- Un motín en una cárcel del sur de Brasil que inició el domingo, causó la muerte de cuatro personas –dos de ellas decapitadas-, mientras hoy prosiguen las negociaciones para lograr que los rebeldes finalicen la protesta sin provocar más muertes.

La policía reanudó este lunes por la mañana las conversaciones con los reos que tomaron el control del 60 por ciento de las instalaciones de la cárcel estatal de Cascavel, situada en la ciudad sureña de Cascavel y donde están recluidas más de mil 100 personas.

La rebelión de los presos, que demandan mejores condiciones de vida y mayor flexibilidad en las visitas de familiares, se saldó ya con la muerte de cuatro reclusos, dos de ellos decapitados, según las autoridades.

Los presos que tomaron el control de parte de la prisión también mantienen retenidos a dos policías militares, mientras las imágenes de los reos sediciosos sobre el tejado de la prisión fueron difundidas por las televisiones brasileñas.

Las cárceles brasileñas son consideradas como una de las peores de América Latina, y algunos grupos de defensa de los derechos humanos reclaman que se necesitan 200 mil plazas suplementarias para dar cabida al total de la población carcelaria, que supera el medio millón.

FOTO: EspecialNOTIMEX