16 de julio de 2014 / 05:33 p.m.

EU.- Cuatro niños palestinos murieron hoy y un quinto resultó herido de gravedad en un ataque de la Marina israelí contra una playa de Ciudad de Gaza en la que se encontraban jugando con otro grupo de 12 compañeros que resultaron heridos. "Los niños estaban jugando al fútbol en la playa. Cuando estalló el primer proyectil corrieron, pero otro posterior les alcanzó", ha explicado un testigo, Ahmed Abu Hassera, a la agencia Reuters.

Según comprobó la agencia Efe, los cuerpos de los niños quedaron destrozados sobre la arena después de que uno de los barcos que imponen el bloqueo marítimo al que Israel somete a la Franja abriera fuego al atardecer contra la citada playa. Todos tenían "menos de 15 años", según Abu Hassera, que ha sugerido que podría tratarse de una acción deliberada de las fuerzas israelíes. "Parecía que los proyectiles iban contra ellos", ha dicho.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad de Gaza, Ashraf al Qidra, ha tachado de "crimen cobarde" este bombardeo. El Ejército de Israel, por su parte, se ha limitado a apuntar que están verificando las informaciones. Con estas nuevas víctimas, son ya 43 los niños palestinos muertos desde que el pasado 8 de julio Israel lanzó su ofensiva militar (denominada operación "Margen protector") contra Gaza, la tercera desde que en 2007 el movimiento islamista Hamás se hizo con el control de la misma.

Los muertos en Gaza ya superan los 200

Al menos 205 palestinos han muerto -en su mayoría civiles- y más de 1.500 han resultado heridos en la operación contra la Franja, que este miércoles entró en su novena jornada, según fuentes médicas palestinas. Además, un civil israelí perdió ayer la vida cerca del paso fronterizo de Erez, en el norte de la Franja de Gaza, por la metralla de un cohete lanzado por milicianos palestinos.

La ofensiva no muestra ningún signo de un final inmediato. El Ejército de Israel solicitó este miércoles a más de 100.000 residentes de los barrios de Zeitun y Shujaiya, ambos en Ciudad de Gaza, que evacuen sus viviendas, para lo que ha utilizado mensajes de teléfono grabados. El aviso ha llegado horas después de que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtiera de que intensificará la ofensiva militar contra la Franja y subrayara que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) "pagará el precio" de no haber aceptado el alto el fuego propuesto por Egipto.

Además, El Gobierno israelí autorizó hoy la movilización de otros 8.000 reservistas para una eventual operación terrestre en la franja de Gaza, informaron medios locales. Desde que la ofensiva comenzó hace nueve días con continuos bombardeos sobre la Franja, Israel ha acantonado alrededor de Gaza al menos a cuatro brigadas de infantería y cientos de carros de combate, aunque el Gobierno se muestra reacio a lanzar una ofensiva terrestre.

Los principales comentaristas locales afirman que, si no se alcanza un alto el fuego en el plazo de 72 horas, el Ejército lanzará una incursión limitada para destruir túneles de contrabando y el máximo número posible de lanzaderas de cohetes y, siempre, durante un plazo máximo de dos semanas. El comentarista de asuntos militares del Canal 1 local dijo en ese sentido que "Israel quiere mostrar músculo" para convencer a Hamás de que acepte el alto el fuego propuesto por Egipto, que entre ayer y hoy han rechazado varios de sus portavoces en Gaza.

Los ataques se iniciaron tras semanas de tensiones catalizadas por el secuestro y asesinato de tres jóvenes israelíes en los alrededores de Hebrón. Durante los días siguientes las fuerzas de seguridad de Israel lanzaron una operación de búsqueda en la que murieron nueve civiles palestinos en Cisjordania, así como varios más en intercambios de disparos en la Franja de Gaza. La situación se deterioró después de que un adolescente palestino fuera secuestrado y quemado vivo en el Bosque de Jerusalén por un grupo de israelíes que presuntamente actuaron en venganza por el suceso previo. Al menos tres de los seis detenidos han confesado haber participado en el asesinato.

Finalmente, el 8 de julio se inició la operación 'Margen Protector' contra Hamás, al que Israel acusa de estar detrás de la muerte de los tres jóvenes israelíes, si bien la formación lo ha negado y Tel Aviv no ha aportado pruebas que respalden sus acusaciones. La autoría del asesinato fue reclamada por el brazo armado de Fatah, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa.

FOTO: Reuters

REUTERS