AP
2 de enero de 2017 / 05:12 p.m.

TEXAS.- Cuatro niños murieron envenenados por gas que se cree resultó de una reacción química cuando alguien intentó eliminar un pesticida rociado bajo la casa de una familia en Amarillo, Texas, dijeron el lunes las autoridades.

Otras personas que se encontraban en la vivienda "no están fuera de peligro" todavía, dijeron funcionarios del Departamento de Bomberos de Amarillo.

Funcionarios de bomberos dijeron que ocurrió una reacción química cuando una persona intentó remover le pesticida rociado bajo la casa y se produjo fosfina, un gas tóxico.

El capitán Larry Davis dijo en un comunicado que varias unidades acudieron a la casa tras una llamada de asistencia médica alrededor de las 5 de la mañana.

Un niño murió en el lugar y tres más en un hospital. Las autoridades no precisaron las identidades ni las edades de los menores.

Otros miembros de la misma familia reciben atención médica al igual que los primeros bomberos en llegar a la vivienda.