REDACCIÓN
5 de marzo de 2015 / 02:13 a.m.

La directiva de Jaguares fue sancionada por la Comisión Disciplinaria con una multa de dos mil días de Salario Mínimo (140 mil 200 pesos), tras los mensajes publicados en su cuenta de una red social, donde llamó “ratero” al árbitro Paul Enrique Delgadillo Haro.

El 31 de enero, Chiapas visitó a León en el estadio Nou Camp en juego de la fecha cuatro del Torneo Clausura 2015 de Liga MX. En el segundo lapso el atacante colombiano Franco Faustino Arizala fue trabado por el portero William Yarbrough en el área, pero el juez central perdonó la clara pena máxima a los locales.

Acto seguido, en su cuenta oficial de twitter se publicó que el árbitro del encuentro no había señalado la falta y lo calificaron de "ratero". La directiva leyó el mensaje y más tarde desapareció, pero ya había sido visto por mucha gente.

Ello motivó que se abriera una investigación por parte del tribunal de penas de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), que este miércoles anunció el resultado de la misma.

"La Comisión Disciplinaria determinó imponer una sanción de dos mil días de salario mínimo al Club Jaguares por contravenir el Código de Ética de la FMF, así como la Declaración de Juego Limpio y Ética Deportiva, al realizar declaraciones en redes sociales en detrimento de uno de los integrantes de la Comisión de Árbitros", precisó.

Este fue el twit por el cual se tomaron cartas en el asunto contra el club: