31 de mayo de 2014 / 06:49 p.m.

Egipto.- El presidente saliente de Egipto emitió un decreto que vuelve un delito deshonrar la bandera o no ponerse de pie por el himno nacional, castigado con sentencias de hasta un año de cárcel y multas equivalentes a por lo menos 4 mil dólares, dijo un portavoz presidencial el sábado.

El vocero Ihab Badawi dijo a los reporteros que el decreto manifiesta que el himno y la bandera nacional "son símbolos del estado que deben ser respetados y tratados con veneración".

Egipto está presenciando una creciente ola de fervor nacionalista después de que en julio de 2013 fuera derrocado el presidente islamista Mohamed Morsi luego de que hubo masivas manifestaciones en su contra.

El decreto también aumentó las sanciones respecto de las recomendadas el año pasado, las cuales fueron impuestas a un máximo de seis meses en prisión y multas mayores a 700 dólares. La orden también prohíbe ondear una bandera si está rasgada, descolorida o con la imagen distorsionada.

La medida parece estar enraizada en recientes controversias relacionadas con el himno y la bandera en los tres años de agitación política que lleva Egipto.

El himno fue tema de debate cuando legisladores islamistas del primer parlamento electo tras la caída del dictador Hosni Mubarak en 2011 se negaron a ponerse de pie cuando sonaba la melodía nacional. Para algunos ultraconservadores, esta muestra de respeto está reservada sólo para dios. Otros se negaban a levantarse por los cientos de personas que fueron asesinadas por la policía.

La bandera, muy vista en las protestas, llegaba a ser rasgada o se veía sólo una fracción de ella. Tras la caída de Mubarak, algunos también hablaron de cambiar la insignia nacional.

Después de un golpe militar en 1952 que derrocó al rey egipcio, las autoridades reemplazaron la bandera verde de entonces con tres líneas horizontales de color rojo, blanco y negro. Desde entonces casi siempre ha tenido un águila en el centro y tuvo un breve cambio, con dos estrellas, mientras duró una breve unión con Siria.

Algunas veces islamistas han protestado con la insignia islámica en la bandera en lugar del águila.

El presidente interino Adli Mansur está en sus últimos días al cargo. Luego de tres días de votación, los reportes muestran que el mariscal de campo retirado Abdul Fatá El Sisi, quien destituyó a Morsi, se perfila como presidente electo.

FOTO: Especial

AP