MULTIMEDIOS DIGITAL
22 de marzo de 2016 / 10:57 p.m.

Bélgica.- Este martes 22 de marzo de 2016 será recordado como un episodio más de sinrazón en la historia de la humanidad. El mundo despertó con la noticia de que por lo menos 34 personas murieron víctimas de ataques terroristas en la ciudad de Bruselas, Bélgica.

Un doble atentado suicida en el aeropuerto internacional de Zaventem, y una explosión ocurrida una hora más tarde en la estación del metro de Maelbeek, dejaron como saldo por lo menos 34 muertos y 187 heridos.

La Agencia Belga dijo que hubo disparos y gritos en árabe poco antes de las explosiones en el aeropuerto. Fotos en las redes sociales mostraron humo que salía de la terminal aérea a través de las ventanas rotas y pasajeros que corrían, algunos todavía con su equipaje.

Tras los atentados, el primer ministro belga, Charles Michel, informó que las autoridades sospechan de dos presuntos atacantes suicidas y un tercer sospechoso, el cual ya es buscado por las autoridades.

El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó los ataques, y dijo que los ataques fueron por la participación de Bélgica en la coalición internacional que desde 2014 bombardea campamentos en Irak y Siria. Advirtió a estos países “días oscuros” y amenazó con que “lo que viene será peor y más amargo”.

Sospechosos terrorismo Bruselas

La policía belga encontró un dispositivo explosivo fabricado con clavos en el marco de una megaoperación que lleva a cabo en el barrio de Scharbeek, en Bruselas, con motivo del doble atentado terrorista.

El fiscal federal Frédéric Van Leeuw confirmó la realización de varios registros en diversos locales de la capital belga, pero se negó a ofrecer detalles con el fin de no entorpecer las investigaciones policiales.

Bruselas

Países de todo el mundo reaccionaron inmediatamente ante la tragedia y se solidarizaron con el gobierno de Bélgica, además de reforzar la seguridad en sus fronteras ante la posible amenaza.

El gobierno mexicano informó que tres mexicanos fueron reportados como desaparecidos, pero horas más tarde ellos mismos se pusieron en contacto con la cancillería para confirmar que se encontraban a salvo.

El Presidente Enrique Peña Nieto condenó los atentados terroristas y expresó su solidaridad con el pueblo de Bélgica en la red social Twitter.

Por su parte, los mandatarios de Perú, Colombia, Brasil y Argentina se solidarizaron con los belgas y condenaron el acto terrorista.

Desde Colombia, el presidente Juan Manuel Santos condenó los ataques que calificó de "inaceptables desde todo punto de vista" y confirmó que las bombas dejaron dos colombianos heridos.

En un comunicado el gobierno guatemalteco dijo que "Condena de manera enérgica este tipo de hechos contrarios a los derechos humanos, la convivencia pacífica y el respeto a la vida.

El gobierno argentino reforzó las medidas de seguridad a raíz de los atentados terroristas en Bruselas y la inminente llegada al país del presidente de Estados Unidos Barack Obama.

Por su parte, cientos de personas se reunieron en el centro de Bruselas de manera espontánea la noche de este martes para expresar su solidaridad con las víctimas del triple atentado.

homenaje bruselas