NOTIMEX
28 de agosto de 2015 / 06:20 p.m.

Nueva York.- Un total de 360 mexicanos murieron en accidentes laborales en Estados Unidos en 2013, lo que muestra un aumento respecto del número de incidentes fatales en el lugar de trabajo en los dos años previos, revelaron hoy cifras oficiales.

Las cifras apuntan a que los mexicanos son los trabajadores extranjeros que sufren mayores accidentes fatales en el trabajo en Estados Unidos, y en 2013 contaron por 41 por ciento de los 879 inmigrantes que perdieron la vida mientras desempeñaban su labor.

El grado de peligro en las condiciones de trabajo aumenta cada vez más para los mexicanos, pese a que el número total de personas que mueren en Estados Unidos en accidentes laborales descendió de 2010 a 2013, de cuatro mil 690 a cuatro mil 628.

En contraste y de acuerdo con las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), murieron 321 trabajadores mexicanos en accidentes laborales en 2012, y 337 en 2011, comparados con los 360 registrados en 2013.

Las industrias que suponen los mayores peligros son construcción; transporte y almacenamiento, así como las actividades agrícolas, forestales, de pesca y de caza, según BLS.

Dina Cortez, directora de área de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), espera que la cifra de mexicanos que perdieron la vida en 2014 en accidentes laborales sea incluso más alta que la de 2013.

Durante el lanzamiento de la Semana de Derechos Laborales en el Consulado de México en Nueva York, un esfuerzo para crear consciencia sobre las prerrogativas que tienen los empleados inmigrantes en Estados Unidos, Cortez indicó que también aumenta la muerte de los trabajadores latinos en general.

“El principal motivo de las muertes de los trabajadores latinos en Estados Unidos es que muchos tienen temor a reportar las situaciones peligrosas en el empleo porque tienen temor a perder su trabajo”, consideró.

En entrevista con Notimex, la funcionaria apuntó que es preciso que los trabajadores, independientemente de su situación laboral, reporten las condiciones peligrosas de su lugar de trabajo a fin de reducir los accidentes fatales en Estados Unidos.

“Muchos trabajadores no conocen sus derechos y muchos trabajadores indocumentados no creen que tienen derechos. Es lo que encontramos cada vez que salimos a hablar con trabajadores latinos”, puntualizó Cortez.

En ese sentido, la cónsul general de México en Nueva York, Sandra Fuentes Berain, dijo que esfuerzos como la Semana de Derechos Laborales, organizada este año en su séptima edición, busca también convencer a los inmigrantes para que denuncien los riesgos en sus empleos.

“Para esto, el consulado realiza un esfuerzo enorme para organizar talleres y campañas. Además, mediante los consulados sobre ruedas, en que accedemos a granjas en zonas rurales, recordamos a los connacionales de todos los derechos que tienen, independientemente de su condición migratoria”, afirmó.

Fuentes Berain también lamentó que muchos empleadores en Estados Unidos violen los derechos de sus empleados sin documentos y se aprovechan de su extrema vulnerabilidad. “Por eso tan importante que los trabajadores denuncien”, enfatizó la diplomática.