6 de agosto de 2013 / 11:23 a.m.

México e Hidalgo • El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que el debate sobre la despenalización de la mariguana tiene que definirse en el plano internacional para no crear "santuarios"distintos.

"Una decisión de esta naturaleza está ligada necesariamente a un planteamiento de orden internacional para no crear santuarios distintos. Tiene que ser muy cuidada, muy analizada y muy especialmente definida", indicó.

Murillo Karam estuvo en Pachuca, donde tomó protesta a René de los Santos Torres como delegado de la PGR en Hidalgo.

Recordó que tras las reformas que modificaron el combate al narcomenudeo, publicadas en el Diario Oficial de la Federación en agosto de 2009, se permite el consumo personal de dosis mínimas de droga, y añadió que la resolución a la que deben llegar las naciones no debe estar lejos de lo que actualmente establece la Constitución mexicana.

"La ley es muy clara en cuanto a definir al consumidor como un sujeto con un problema de enfermedad (…) Lo que se pena con severidad es el tráfico, el abuso; entonces, tenemos que puntualizar el debate para ser muy claros en el tema", aseguró el procurador Murillo Karam.

Por separado, Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de Gobernación, explicó que México debe revisar aquellos modelos donde la legalización de la mariguana constituyó un factor esencial para disminuir el consumo, la violencia y el crimen organizado, e insistió —como Murillo Karam— en que este paso sea por consenso internacional.

"México decidió desde hace unos años el camino de la despenalización a partir de dosis determinadas. El grupo que hace unos días manifestó su posición, un grupo de intelectuales y de ex funcionarios, se pronunció a favor de incrementar esas dosis, manteniendo ese esquema de despenalización", dijo el funcionario en un foro sobre el tema organizado por la UNAM.

"Lo que México ha planteado en los foros es que hay modelos que se han adoptado en distintos lugares y es tiempo de evaluar cuáles son los resultados para tener elementos y debatir un tema sumamente delicado.

"Hay que atender también los argumentos médicos en sociedades con consumo relativamente bajo, que es lo que se está planteando legalizar. Hay que evaluar los riesgos de la legalización".

En México más de 54 por ciento de los delitos cometidos por jóvenes tiene que ver con drogas. Por ello, Campa Cifrián dijo que en este gobierno se privilegiará el tratamiento sobre la reclusión.

Señaló que los primodelincuentes que cometieron delitos no graves bajo el influjo de una droga merecen la oportunidad de ser tratados antes que apresados.

Recordó que una persona en reclusión puede costar al país entre 250 mil y 350 mil pesos anuales, mientras que una en tratamiento de adicciones puede costar entre 25 mil y 60 mil pesos.

En el mismo foro, Fernando Cano Valle, coordinador de la Comisión Nacional Contra las Adicciones, aseguró que México fracasó en el proyecto de disminuir el tabaquismo y el alcoholismo, sobre todo en niños y jóvenes.

Por ello, legalizar la mariguana resulta a todas luces “irracional”, ya que se carece de capacidad sanitaria para atender a los adictos, así como de recursos suficientes para otorgar a esa población una rehabilitación integral.

"No será suficiente ni el doble ni el triple (de recursos) para atender a las personas que tienen problemas de adicciones, incluida la mariguana", dijo el comisionado y recordó que en el sexenio pasado se destinó anualmente mil 200 millones de pesos a los Centros Nueva Vida, ahora Centros de Atención Primaria contra las Adicciones.

En este momento se cuenta con el mismo presupuesto para atender a millones de mexicanos con algún grado de adicción.

GRACO RAMÍREZ AVALA DESPENALIZACIÓN

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, avaló la despenalización del consumo de mariguana para abatir los índices criminales.

"Despenalizar la mariguana sería muy importante en un cambio de estrategia para bajar el nivel de violencia que existe, porque está asociada al tráfico ilegal", señaló el mandatario.

"Eso nos va a permitir acompañarlo de una estrategia integral de prevención que estamos haciendo en Morelos para recuperar el tejido social con acciones en educación, empleo y cultura", agregó.

Destacó que en la entidad 70 por ciento de los jóvenes en prisión fue detenido por "posesión de vegetal verde (mariguana)", lo que refuerza la idea de que en la prisión están los consumidores.

Anunció que Morelos se sumará al debate nacional sobre la legalización y reiteró que la propuesta de su gobierno es buscar caminos para evitar que esta droga se la causa de llevar a más jóvenes a la cárcel.

En conferencia de prensa, insistió en que el tema debe tratarse como un asunto de salud pública, donde se respete el derecho a la persona a decidir qué consume sin dejar de lado la penalización de los delitos que se cometan bajo sus influjos, como sucede con el alcohol.

Dosis permitidas

- En la reforma de 2009 el Congreso determinó que la PGR no podrá ejercer acción penal cuando un individuo tenga en su poder una cantidad igual o menor a cinco gramos de mariguana.

- La misma medida se adoptará para una persona que lleve 500 miligramos de cocaína, 40 de metanfetamina, 50 de heroína o dos gramos de opio.

- Tampoco se penalizará la posesión cuando pueda presumirse que la droga será utilizada en ceremonias, usos y costumbres de comunidades y pueblos indígenas, como el caso del peyote y los hongos alucinógenos.

RUBÉN MOSSO, EDUARDO GONZÁLEZ Y BLANCA VALDEZ