NOTIMEX
28 de abril de 2016 / 03:38 p.m.

Washington.- La directora de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos, Sarah Saldaña, sostuvo hoy que un muro como el propuesto por Donald Trump para la frontera con México no sería un mecanismo de protección efectiva para el país.

“No protegería nada”, respondió la abogada de origen mexicano en una comparecencia legislativa ante el Comité de Supervisión y
​Gubernamental
de la Cámara de Representantes.

La representante por el Distrito de Columbia, Eleanor Norton, había preguntado a Saldaña sobre los planes de sellar las fronteras de Estados Unidos para evitar la entrada de todo tipo de inmigrantes y si eso sería un método efectivo para proteger al país del terrorismo.

“Eso es un asunto mayor, pero diría que no. Por eso hacemos lo que hacemos y las prioridades del secretario (de seguridad nacional) se basan en analizar caso por caso. Se tiene que ver la situación de cada individuo”, respondió la directora del ICE.

“Ha habido discusiones para construir un muro y ese tipo de cosas, en realidad parece que eso no protegería nada”, remató.

Trump, puntero en la carrera por la nominación presidencial republicana, señaló el martes que, de llegar a la Casa Blanca, pedirá a México, un pago único de cinco mil a 10 mil millones de dólares por el muro fronterizo, o bloqueará las remesas enviadas a México desde Estados Unidos.

El gobierno mexicano ha señalado a través de altos funcionarios que bajo ninguna circunstancia pagará el propuesto muro y ha calificado como errónea la idea de amurallar la frontera y frenar el comercio entre los dos países.

Un reciente sondeo del Centro de Investigación Pew muestra que una mayoría de los electores registrados de Estados Unidos se opone a la polémica propuesta de construir el muro.

De los votantes registrados, 59 por ciento se opone a la idea de elevar un muro fronterizo con México, frente a 38 por ciento que respalda el plan de Trump.

La comparecencia de Saldaña fue usada por los líderes republicanos del Comité para cuestionar la caída en el número de detenciones y deportaciones de inmigrantes indocumentados por parte de la administración Obama, en especial de aquellos que han cometido delitos graves.

Las detenciones de inmigrantes indocumentados por parte de la Patrulla Fronteriza (PF) ascendieron a 337 mil 117 personas en el año fiscal 2015, una caída de 30 por ciento sobre 2014 y de 80 por ciento en relación con el año fiscal 2000, de acuerdo con cifras oficiales.

Se trata de la cifra de detecciones fronterizas más baja desde 1972 y refleja un claro contraste con la cifra de 1.6 millones de arrestos en el 2000.

Si se combinan las detenciones fronterizas con los arrestos en el interior del país, la cifra conjunta asciende a 406 mil 595 personas.

El ICE deportó por su parte a 235 mil 413 personas en el año fiscal 2015 –que corre del 1 de octubre de 2014 al 30 de septiembre del 2015-.

Jeh Johnson, secretario de seguridad nacional, ha señalado que las repatriaciones reflejan la prioridad del DHS de enfocarse en personas que son una amenaza a la seguridad pública, a la seguridad fronteriza y a la seguridad nacional.