MILENIO DIGITAL
8 de diciembre de 2015 / 09:26 a.m.

EU.- Los musulmanes de Estados Unidos rogaron al precandidato republicano Donald Trump dejar de incitar a la violencia luego de que pidiera que se prohíba su ingreso al país.

El llamado del magnate estadunidense, que encabeza los sondeos para obtener la candidatura republicana a la presidencia, es parte de lo que organizaciones contra el racismo y la discriminación religiosa describieron como una respuesta sin precedentes contra los musulmanes tras los atentados de París y el tiroteo de California.

"Está dando el derecho a que la gente nos haga daño", dijo a la Ahmed Shedeed, director del Centro Islámico de Jersey City.

"Le pido, le ruego que cese todas estas acusaciones. Vean a la comunidad musulmana como parte del mosaico Estados Unidos, porque somos parte de Estados Unidos. No nos vamos a ningún lado", aseveró Shedeed, ingeniero agrónomo que se mudó de Egipto en 1980.

Los musulmanes estadunidenses dicen que tienen miedo. Cuentan que las mujeres que visten el hiyab son blanco de escupitajos, que un taxista musulmán fue baleado en el Día de Acción de Gracias, y que hallaron una cabeza de cerdo afuera de una mezquita en Filadelfia.

Apenas algunas horas antes de que el aspirante republicano y magnate de los bienes raíces llamara a prohibir el ingreso de los musulmanes en el país, los líderes de la comunidad de Nueva Jersey se reunieron con fiscales para que tomaran en serio lo que denominaron crímenes de odio contra los musulmanes.

El Consejo de Relaciones Estadunidenses-Islámicas (CAIR), la mayor organización civil musulmana del país, dice haber documentado una ola de abusos, vandalismo y actos de discriminación en el último mes.

Shedeed dijo que las afirmaciones de Trump de que muchos árabes residentes en Estados Unidos festejaron los atentados del 11 de septiembre de 2001 son falsas.

"Tuvimos miedo, lloramos", dijo. "Tuvimos miedo de personas como él. Si el señor Trump hubiera estado activo el 11 de septiembre y hubiera hecho las mismas declaraciones estoy seguro que muchos de nosotros nos hubiéramos visto afectados".

Sarker Haque, propietario de una tienda en Nueva York, fue golpeado en la cabeza por un hombre que declaró querer matar a los musulmanes, según dijo.

El atacante -blanco, de unos 50 años, declaró Haque- llegó al comercio hacia el mediodía del sábado, observó fijamente una pila de periódicos que mostraban el rostro de la mujer coautora de los atentados de California del miércoles pasado y le lanzó: "Ey, amigo, ¿hoy todo es gratis en esta zona?".

Donald Trump niega ser igual que Adolfo Hitler

Donald Trump rechazó hoy las críticas a su llamado a prohibir la entrada al país a todos los musulmanes, y negó ser igual a Adolfo Hitler, aun cuando la propuesta fue condenada por sus rivales en la puja por la candidatura presidencial republicana, los dirigentes de su partido y otros por considerarla antiestadunidense.

El precandidato republicano a la Casa Blanca aseguró que su plan de "una prohibición total y completa de ingreso de musulmanes" al país "no es nada distinto" a la política del presidente Franklin Roosevelt durante la Segunda Guerra Mundial de confinar a estadounidenses de ascendencia japonesa en campamentos cerrados.