ALEJANDRO DOMÍNGUEZ | FRANCISCO CARRIÓN | MILENIO DIGITAL
14 de septiembre de 2015 / 07:37 p.m.

México.- El grupo de turistas mexicanos que fue atacado en Egipto, iba en un tour espiritual contratado por una agencia de viajes que hizo los trámites correspondientes para que una guardia de la policía los escoltara en su ruta de viaje.

Nabil Altamawi
era el guía que tenía a su cargo al grupo de turistas, entre ellos 14 mexicanos que fueron víctimas del ataque y por el cual murieron 2, mientras que 6 más resultaron heridos y otros 6 se encuentran desaparecidos.

Nabil también murió en el ataque, llevaba más de 25 años como guía de turistas.

Graduado como licenciado del ministerio de Turismo Egipcio y certificado como guía, desde los años 90 paseaba a turistas por los lugares más emblemáticos de su país, muchos de ellos mexicanos porque dominaba el español, contó Hussein Khattab, amigo de Nabil, quien también es guía de turistas.

Yasser Shaban, embajador de Egipto en México, informó en conferencia de prensa que los turistas fueron víctimas de un objetivo contra terroristas por estar en una zona de intervención del Ejército y la policía.

Hussein, que también habla español y está casado con una mexicana, contó a MILENIO lo que él pudo investigar de lo sucedido.

"Lo que yo sé es que un grupo de 14 mexicanos, de Guadalajara la mayor parte, y una mexicana americana o americana nada más, llegaron para hacer un tour espiritual. Todo se organizó por la agencia de viajes, con avisos de la ruta, con una guardia de la policía acompañándolos. El aviso salió y todo mundo tiene copias, pero en árabe. Dicen que se metieron dentro de una zona prohibida, pero el grupo tiene una guardia de la policía, si estuviera prohibida esa zona no los hubieran dejado entrar", dijo.

El guía explicó que el grupo de turistas se encontraba en un tour en el que se visita El Cairo, los oasis, las pirámides de Luxor, toman un crucero y vuelven a El Cairo, y el fin del viaje es la meditación.

De acuerdo con Hussein, el grupo ya había visitado El Cairo y se dirigía hacia los oasis, sin embargo, tuvieron que hacer una parada no programada antes de llegar al hotel donde se iban a quedar.

"En el grupo había una joven diabética y quería comer o bajar a hacer algo. Eran las 2 de la tarde más o menos y dijeron 'vamos a meternos a un lado para comer y luego nos vamos', pero ya no pudieron irse", contó.

Hussein confirmó que el grupo viajaba en un auto 4x4 y en la zona habían ocurrido enfrentamientos entre la policía y algunos terroristas, razón por la cual, de acuerdo con el embajador de Egipto en México, Yasser Shaban, se les confundió con terroristas.

Después del ataque, Hussein fue al hospital al que estaban llegando las víctimas. Ahí supo lo que le había ocurrido a su amigo. Permaneció en el lugar, y con él estaba el embajador de México en ese país y juntos vieron llegar a 7 personas vivas al hospital, 6 mexicanos y la séptima (la mexicana-americana o americana), además de los dos cadáveres de mexicanos.

El embajador de México en Egipto, Jorge Álvarez Fuentes, confirmó que del grupo de turistas hay 6 mexicanos desaparecidos.

Para Hussein lo ocurrido fue un accidente y descarta que se trate de una agresión contra turistas o de un error del grupo por estar en esa zona.

"No me gustó que dijeran que los turistas no tienen decencia y que era una zona prohibida. La agencia hizo el aviso y todo el viaje estaba legalizado. Yo veo que es un accidente, no podemos echar la culpa al grupo ni a los militares. Y Nabil estaba acostumbrado a hacer este viaje, llevaba toda la vida haciendo lo mismo", dijo.

"MUERTOS Y HERIDOS TRAÍAN BALAS"

Hussein contó además que ayer en el hospital uno de sus amigos tuvo acceso a los estudios radiológicos en el que confirmó que los muertos y heridos traían balas.

"Dicen que con aviones los bombardearon, yo en el hospital me topé con un amigo que estuvo en el radiográfico y me dijo que les vieron como 9 balas, de las chiquitas que se les meten cuando hay revoluciones o huelgas, y lo vio en el radiográfico, pero nadie lo puede confirmar", dijo.

De acuerdo con el guía egipcio, el total de víctimas es de entre 21 y 22 personas, entre los cuales están los 14 mexicanos y el resto son egipcios que perdieron la vida.

EL RELATO DE OTRO GUÍA

Por otra parte, Hisham Gaudat, otro de los guías, dijo que la zona donde estaban sí era restringida, pero hace unos días ya se había levantado la prohibición.

"Es cierto que era una zona restringida pero hace unos días levantaron la prohibición y la empresa tenía el permiso de la policía turística para realizar el viaje. Sabían que tenían permiso y los agentes estaban allí", añade Gaudat.

"Pararon para comer algo en el camino. Eran cuatro todoterrenos. Estaban sentados en el lugar. Los militares estaban buscando a terroristas en el desierto y por error les mataron", narra el guía.