Multimedios digital
13 de octubre de 2015 / 07:30 p.m.

Bélgica.-Las dos cerveceras más grandes del mundo acordaron el martes unir fuerzas para crear una empresa que podría controlar casi una tercera parte del mercado global y que amenaza con dominar el mercado estadounidense, al unir marcas como Budweiser y Miller Genuine Draft.

Después de rechazar cinco propuestas, la británica SABMiller aceptó en principio una oferta de 69.000 millones de libras (106.000 millones de dólares) por parte de Anheuser Busch InBev, dueña de las marcas Budweiser, Corona y Stella Artois. Además de las Miller, SABMiller embotella unas 200 marcas, entre ellas Peroni, Grolsch y Milwaukee's Best.

La enorme escala del acuerdo significa que posiblemente encuentre resistencia por parte de las autoridades reguladoras, principalmente en Estados Unidos y China, en medio de la preocupación de que la competencia pueda verse afectada y se reduzcan las opciones para los consumidores.

Con este acuerdo, AB InBev buscará fortalecer su posición en América y Europa con la presencia de SABMiller en mercados de rápido crecimiento en África y Oceanía.

Con ventas combinadas mayores a 70.000 millones de dólares al año, las empresas también estarán en una posición más fuerte para enfrentar la influencia de la cerveza artesanal.

Aunque la oferta es casi 15% más de lo que AB InBev esperaba hace algunas semanas, la empresa tiene reputación por realizar feroces y despiadados reducciones de gastos.