14 de marzo de 2013 / 08:38 p.m.

 El informe por los 100 días de Miguel Ángel Mancera se dio sin la presencia de ningún representante del gobierno federal.

Mancera estuvo rodeado por todo su gabinete, jefes delegacionales y diputados locales.

El ex procurador estuvo acompañado por Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, quien dijo en entrevista con Milenio que no hace falta que Mancera se afilie a ese partido político pues ya es un militante por convicciones.

"“Su trabajo de izquierda ya lo hace un militante por convicción, no es necesario que se afilie"”, indicó Zambrano en el Auditorio Nacional.

Durante el discurso del jefe de Gobierno, se observaron lugares vacíos, incluso en las primeras filas.

Además de que no hubo coordinación para acomodar a los invitados, pues los jefes delegacionales estuvieron en diferentes filas y de una esquina a otra.

Los lugares ubicados justo en frente al lugar donde Mancera rindió su informe, estuvieron ocupados por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle; por Cuauhtémoc Cárdenas, titular de Asuntos Internacional del GDF y Porfirio Muñoz Ledo, encargado de la oficina para la reforma política.

Al evento asistió también René Bejarano.

 — ILICH VALDEZ