17 de septiembre de 2014 / 04:46 p.m.

Nueva York.- Regularizar a la mitad de los inmigrantes susceptibles de ser naturalizados detonaría la economía de las tres más grandes ciudades de Estados Unidos y les generaría casi 10 mil millones de dólares adicionales, señaló un informe.

Elaborado por tres organismos civiles, el reporte "Ciudadanía, una sabia inversión para las ciudades" destacó que los ingresos de los inmigrantes aumentan entre ocho y 11 por ciento tras ser naturalizados, beneficiando además la economía de sus comunidades.

El documento explicó que casi 1.1 millones de residentes legales son susceptibles cada año de solicitar su naturalización, de los que sólo 700 mil ejercen este derecho. Así, se ha acumulado un base de casi ocho millones de inmigrantes que podrían ser naturalizados.

Naturalizar tan sólo a la mitad de los inmigrantes elegibles significaría un aumento de entre mil 200 y mil 800 millones de dólares para los ingresos de Chicago, de entre mil 900 y tres mil 300 millones para Los Angeles y de entre dos mil 200 y cuatro mil 800 millones de dólares para Nueva York.

El estudio apuntó además que los inmigrantes naturalizados reducirían el monto que el gobierno otorga en asistencia a personas de bajos ingresos que son mayores de 65 años o que padecen alguna discapacidad, lo que aumentaría la inversión gubernamental en las comunidades.

Pero el informe resaltó que, pese a los beneficios, los costos son demasiado altos para los solicitantes de la ciudadanía de Estados Unidos, pues éstos han aumentado de 225 dólares en 2000 a 680 dólares en 2008.

Afirmó que la tasa de naturalización ha resultado ser muy sensible al aumento de precios en las solicitudes, pues 52 por ciento de los inmigrantes que son elegibles para regularizar su situación migratoria son personas de bajos ingresos.

El informe es publicado el mismo día en que los alcaldes de Los Angeles, Chicago y Nueva York presentan el programa "Ciudades por la Ciudadanía", que intenta ayudar a los residentes legales en estas urbes a transitar el proceso para convertirse en ciudadanos de Estados Unidos.

Ana María Archila, codirectora ejecutiva del Centro para la Democracia Popular, uno de los organismos que elaboró el reporte, consideró que las ciudades y sus alcaldes están encabezando el liderazgo progresivo en el país debido a la inacción del gobierno federal en el tema.

Por su parte, Manuel Pastor, director del Centro de Estudios para la Integración de la Inmigración, otro de los grupos responsables del estudio, opinó que los alcaldes han visto que pueden y deben alentar la naturalización y la integración de los migrantes pues esto beneficia a sus economías.

"El informe hace muy claros los beneficios para las economías regionales, no sólo al impulsar los ingresos de los inmigrantes, sino por sus más amplios efectos secundarios. Esperamos que otros alcaldes reconozcan el profundo valor de esta iniciativa", declaró Pastor.

FOTO: Especial NOTIMEX