30 de abril de 2013 / 12:45 a.m.

Ciudad de México • El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que es necesario contener el avance de la mancha urbana sobre tierras de uso agrícola por razones de supervivencia del país.

Durante una reunión con representantes del Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (CONOC), el funcionario federal señaló que el terreno agrícola no debe destinarse a la construcción de vivienda, sino a la producción de alimentos.

Recordó que entre las líneas de acción de la dependencia a su cargo están la reorganización y fortalecimiento del sector agrario. Y determinar la condición de la propiedad, su vocación, rentabilidad, uso y titulación; además de ofrecer capacitación a los campesinos para fortalecer su organización y que cuenten con una vivienda ordenada y de calidad.

Indicó que se debe integrar el ordenamiento territorial y la vivienda, con el objetivo de que no se construya desordenadamente, acabando con todo el suelo disponible sólo porque es barato.

Por otra parte, integrantes de la CONOC, que agrupa a diversas organizaciones, pidieron su incorporación a programas productivos y financiamiento, además de la solución a sus temas agrarios.

En materia de vivienda solicitaron que se gestione una reunión con la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y el Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO), a fin de exponer su proyecto de desarrollo habitacional.En el encuentro participaron los directores generales de Concertación Social, Desarrollo Agrario y de la Propiedad Rural, Carlos Zataraín, Mayra Peñuelas y Luis Bastarrachea, respectivamente, así como el coordinador de asesores del secretario, Alejandro Muñoz.

Por la CONOC, además de su dirigente Alejandro Cruz Juárez, estuvieron presentes Víctor Suárez, de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras del Campo; Isabel Cruz Hernández, de la Asociación Mexicana de Cajas de Ahorro del Sector Social; Gustavo Sánchez Valle, de la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales; Romualdo Zamora, de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafeticultoras (CNOC), y Ángel Pérez, del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ).

SILVIA ARELLANO