AP
7 de febrero de 2014 / 01:20 p.m.

Pensilvania. — Las cuadrillas de rescate no han recibido alivio del clima mientras trabajan para restablecer la electricidad a unas 200 mil personas que fueron afectadas por la tormenta invernal en Pensilvania y Maryland que derribó líneas y árboles.

Meteorólogos dijeron que el clima frío que afecta el norte de Estados Unidos se mantendrá durante el viernes y es posible que regresen las nevadas.

Las compañías eléctricas informaron que más de 325 mil clientes carecen del servicio en Pensilvania, mientras en Maryland son otros 50 mil. Las autoridades esperan que la mayoría ya disponga de luz eléctrica el viernes, pero en otros casos se mantendrán sin electricidad todo el fin de semana.

La compañía PECO, la principal en el área de Filadelfia, informó que más de 288 mil clientes no tienen luz en una zona que abarca cinco condados. Unos 27 mil clientes de First Energy en el condado de York está en la misma situación mientras PPL reporta 5 mil 728 líneas caídas.

La compañía de trenes Amtrak informó que el servicio entre Filadelfia y Harrisburg se restableció totalmente una vez que se retiraron troncos y desechos de las vías.

Se llamó para ayudar a cuadrillas de sitios lejanos como Canadá y Arkansas y las autoridades comparan los daños con los que causaría un huracán.