7 de agosto de 2013 / 07:18 p.m.

Ciudad de México • Al afiliarse al Partido de la Revolución Democrática, el ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía dijo que la entrada a ese partido no es ni “oportunismo, ni arribismo” y que pertenecer a un partido político no significa obtener impunidad.

Acompañado del aspirante a la dirigencia nacional del PRD, Carlos Sotelo, el ex mandatario realizó el trámite de afiliación, y aseguró que tratará de contribuir a la unidad y fortaleza de ese partido y que apoyará Sotelo en su intención de convertirse en el próximo líder perredista.

Al recordar que estuvo preso, dijo que en su mente nunca dejó de estar libre y que se inspiró en el pensamiento de Nelson Mandela para lograr su propósito.

Consideró que al ser encarcelado, la justicia chiapaneca quedó entre dicho, ya que se trató de una acusación prefabricada y “quedó acreditado que desde el Ejecutivo se pueden controlar todos los poderes del Estado”.

DANIEL VENEGAS