27 de febrero de 2013 / 02:52 a.m.

El presidente de la Cámara de Diputados dijo que la detención de la lideresa del SNTE representa sólo la aplicación del Estado de Derecho.

 

Ciudad de México.- El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, negó que la detención de Elba Esther Gordillo sea la repetición del “quinazo” o producto de una venganza política, y dijo que el hecho representa sólo la aplicación del Estado de Derecho y el mensaje de que “"queremos cambiar para bien”".

-¿Esta detención marca el estilo de gobernar de Enrique Peña Nieto?- se le interrogó.

-Esta detención marca el estilo de que hay un Estado de Derecho y que hay un gobierno que lo cumple- atajó.

-¿Ya no es (Elba Esther Gordillo) interlocutora válida para la Cámara de Diputados- insistieron los representantes de los medios informativos.-Lo será para el juez- reviró.

En referencia a la invitación que Arroyo Vieyra hizo a la lideresa magisterial por la mañana para discutir la reforma educativa, se le inquirió:

-¿Ya no la recibe con los brazos abiertos?

-Creo que no va a poder venir, pero en donde creo que la van a poder recibir con los brazos abiertos es en otro lado.

FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO