28 de febrero de 2013 / 09:23 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, negó que el partido esté siendo mal agradecido con Elba Esther Gordillo y dijo que la lealtad es con el presidente Enrique Peña Nieto, al rechazar que su detención sea un ajuste de cuentas-

Gamboa Patrón indico que cada quien tiene el derecho de actuar como le convenga y de acuerdo a sus principios.

"Yo soy un hombre de lealtades y les quiero decir que mi lealtad es con el licenciado Miguel de la Madrid; mi lealtad hoy es con el Presidente Peña Nieto y con mi partido. Pero cada quien puede actuar como quiera; cada quien trató a la maestra de distintas formas. Yo no diría que el PRI está actuando con deslealtad a la maestra".

En cuanto a si se trata de un ajuste de cuentas hacia alguien que ya no le servía al sistema, el líder tricolor en el Senado se dijo seguro que no.

"Hubo una anomalía financiera y se está iniciando el proceso, vamos a ver cómo termina".

"No tengo la menor duda de que ella se va a defender con los elementos que tenga a la mano, con buenos abogados. Y que el Presidente Peña, como lo dijo ayer, respetará los derechos de ella y de cualquiera que vaya a ser enjuiciado. No tengo duda que ella hará su lucha, hay que esperar".

--¿Era el final que tenía que tener la maestra Gordillo?

"No lo sé, yo no soy la maestra Gordillo, pregúntenle. En lo que creo, y estoy convencido, es que aquí en el Senado se legisló una reforma educativa. Hay un clamor popular de la sociedad mexicana, de los padres de familia, de los mismos maestros, para que hubiera una reforma educativa que mejorara la calidad".

Ponderó que eso salió en el Senado, ya se legisló en 25 entidades y ahora falta "la reforma de verdad, la reforma educativa de fondo, y es la que vamos a trabajar coordinadamente con diputados".

También rechazo que este vaya a ser el sexenio en el que se mande a la cárcel a quien disienta del gobierno, al indicar que no es así, "ni vamos a ser así. Va a existir Estado de derecho y lo vamos a defender el Estado de derecho, todos los priistas".

Insistió en que no se protegerá a líderes sindicales fuera de la ley, al señalar que quien haya faltado tendrá un proceso, pero se tendrán que presentar pruebas que muestren contundencia en las acusaciones.

Planteó que el PRI va a cerrar filas con el presidente Peña Nieto y con los maestros que en una gran mayoría cumplen su compromiso con México.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO