AP
2 de agosto de 2016 / 05:44 p.m.

LÍBANO.- Rebeldes sirios acusaron el martes a fuerzas del gobierno de atacar a civiles con gases tóxicos en una ciudad al suroeste de Aleppo. El gobierno refutó la acusación y dijo que los que estaban usando armas químicas eran los rebeldes.

Fuentes rebeldes mostraron videos de personas que recibían atención médica, que presuntamente fueron víctimas del ataque con gas, pero las imágenes no eran definitivas y ninguno de los alegatos de ataques con gas, tanto de parte del gobierno como de los rebeldes, pudo ser verificado de manera independiente.

Las acusaciones de ambos lados ocurrieron en medio de un recrudecimiento de los combates por el control de la ciudad norteña, los cuales han dejado al menos 20 muertos, reportaron activistas y medios del gobierno.

Rescatistas y doctores en la ciudad de Saraqib, bajo control de rebeldes, en la provincia noroccidental de Idlib, a unos 40 kilómetros  al sureste de Aleppo, reportaron docenas de casos de personas con serias dificultades para respirar, y dijeron que los síntomas indicaban un ataque con cloro.

El neurólogo Ibrahim al-Assad dijo que atendió a 16 de 29 personas que llegaron a su hospital el lunes por la noche, la mayoría de los cuales fueron mujeres y niños. Un hombre de la tercera edad necesitó atención crítica, pero la mayoría de los heridos tenían dificultad para respirar y los ojos irritados, dijo al-Assad.

Dijo que los socorristas que llegaron primero olieron el gas en el lugar del ataque, el cual fue descrito como un concurrido centro a comercial. Rebeldes y activistas han reportado antes ataques con cloro en dicha ciudad, pero la ausencia de laboratorios químicos o de examinadores independientes dificulta la verificación de estos alegatos. El gobierno niega haber lanzado ataques con gas.

Medios estatales sirios reportaron después que cinco personas habían muerto y otras ocho personas habían tenido dificultades para respirar después de que cayeran gases tóxicos en Aleppo. Dijeron que los proyectiles fueron lanzados por los rebeldes.