8 de mayo de 2014 / 04:20 p.m.

Managua.- Nicaragua negó practicas de torturas a los prisioneros en el país y admitió hacinamiento en las cárceles y centros de detención por problemas financieros para remozar o construir nuevas instalaciones, afirmó hoy una fuente oficial.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, informó a la prensa local "no conocemos casos de tortura y nunca se ha presentado una acusación (formal) en contra de funcionarios" del sistema penitenciario o la policía.

Solís se reunió con miembros de la delegación del Subcomité de las Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura y los malos tratos, en el inicio de una visita que al final emitirá un informe sobre las situación y recomendaciones al país.

Dijo que hablaron de derechos humanos, trato a los prisioneros en un intercambio de criterios "muy importantes" y la reunión se efectuó con un intercambio "muy bueno".

La comisión visitará centros de detención de la policía, donde radican el mayor numero de quejas, y las cárceles del sistema penitenciario.

El magistrado miembro de la Sala Penal de la Corte Suprema informó que la delegación no hará comentarios de la visita hasta que haya concluido.

Además, se reunió con funcionarios de la Cancillería, el ministerio de Gobernación y la Policía y lo hará con miembros del poder Ejecutivo.

El gobierno invertirá nueve millones de dólares en la construcción de un centro de alta seguridad para los detenidos por casos de narcotráfico o aquellos considerados de peligrosidad.

Los organismos de derechos humanos han solicitado el cierre de las celdas policiales de la Dirección de Investigaciones Judiciales, conocido como "El Chipote" en Managua, por falta de condiciones para los reos, generalmente a la espera de los procesos judiciales por narcotráfico.

Notimex