ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
30 de agosto de 2013 / 12:42 a.m.

Guerrero • La titular de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno estatal, Beatriz Mojica Morga negó que la Cruzada contra el Hambre se utilice para militarizar las zonas de influencia de las policías comunitarias.

 

En Chilpancingo, la titular de Desarrollo Social en el estado comentó que la participación del Ejército en la instalación de los comedores comunitarios es algo temporal, ya que solo estarán quince días en las poblaciones donde se requieran, capacitarán a los lugareños y luego irán sobre otras localidades.

 

"No existe una militarización como tal", aseguró Mojica Morga.

Aclaró que en caso de que alguna población decida que no entre el Ejército a su territorio, tiene la posibilidad de que sean los habitantes los que instalen el comedor.

 

"Se consulta a la comunidad y existen actas al respecto para preguntarles si quieren que sean los soldados los que las instalen, si la gente de las comunidades dice que no, entonces se les respeta la decisión", apuntó.

 

Como ejemplo puso el caso de Tierra Colorada en el municipio de Malinaltepec, en donde los lugareños decidieron hacerse cargo completamente de la instalación del comedor y no hubo ninguna complicación para que se acatara su voluntad.

 

En la mayoría de los casos dijo que las comunidades avalan la participación del Ejército, por la infraestructura que tiene para facilitar la instalación, además de que se les enseña como cocinar adecuadamente y se les capacita para dar mantenimiento.

 

A la fecha se han instalado 100 de 500 comedores comunitarios que se pretende poner en marcha en las siete regiones de la entidad, lo que constituye una estrategia impulsada por el gobierno federal.

 

Aclaró que los comedores se instalan en comunidades pequeñas, con altos índices de desnutrición en su población, la existencia de grupos afines a la policía comunitaria, de acuerdo a la funcionaria no es una condicionante.

 

A la fecha, dijo que no se ha registrado ningún conflicto por la instalación de dichos comedores, aunque la meta a cumplir todavía está lejos de alcanzarse.