MILENIO DIGITAL
17 de marzo de 2017 / 03:03 p.m.

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a saludar de mano a la canciller alemana, Angela Merkel.

Durante su visita a la Casa Blanca, Merkel posó con el mandatario estadunidense en el Despacho Oval, sitio en el que Trump recibe a los presidentes y líderes de otras naciones con un efusivo apretón de manos.

Pero con la canciller alemana, la situación fue distinta. Cuando los fotógrafos gritaron "¡apretón de manos, apretón de manos!", el presidente estadunidense se quedó callado, juntó sus manos y movió su cabeza para indicar que no lo haría.

Merkel le preguntó si quería hacer el saludo y él sólo la ignoró, mirando hacia su equipo de seguridad y el resto de la prensa.

Ante ese gesto, la funcionaria alemana sólo sonrió a las cámaras.


El apretón de manos de Trump es conocido a nivel mundial. Uno de los más recordados es el que dio al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien dudó en estrechar su mano con la del presidente de Estados Unidos.