Ignacio Alzaga
29 de junio de 2013 / 01:38 p.m.

 

México  • La PGR tuvo su primer revés en el caso por presunta defraudación fiscal contra Andrés Granier, luego de que una juez federal rechazó la petición de embargar los bienes del ex gobernador de Tabasco para cubrir el daño de 2 millones 156 mil 489 pesos (tal y como la víspera lo anticipó su defensa), además de que negó que a este adeudo se le sumara un millón 30 mil pesos por concepto de “recargos”.

Luego de una serie de diligencias que duraron casi seis horas en dos juzgados del Reclusorio Preventivo Oriente, el penalista Eduardo Luengo Creel informó que en la acusación de operaciones con recursos de procedencia ilícita por 35 millones de pesos, ofreció testigos de descargo, entre ellos al ex legislador panista y ex candidato a la gubernatura de Tabasco, Juan José Rodríguez Prats.

El licenciado Rodríguez Prats declaró a favor de Granier por cuanto hace a su situación patrimonial e histórica económica y solvente en Villahermosa, Tabasco”, comentó el abogado respecto a la audiencia que se efectuó en el juzgado cuarto de procesos penales federales, que encabeza Taissia Cruz Parcero, quien definirá la situación legal del ex mandatario por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Respecto a la causa penal que se sigue ante la juez quinto de distrito de procesos penales federales, Olga Sánchez Contreras, quien negó conceder el embargo de las propiedades de Granier por el cargo de evasión al fisco, reconoció que “no canta victoria”.

Sostuvo que el Sistema de Administración Tributaria puede asegurar una cuenta que el químico tiene en Banamex y dos en Banco Mercantil del Norte, como medida para resarcir el supuesto daño ocasionado al erario.

Sánchez Contreras resolvió ayer negar el embargo con el argumento de que no cuenta con facultades para hacerlo, ya que el exhorto del juzgado Cuarto de Distrito de Tabasco, que giró la orden de aprehensión por la defraudación, solo le requiere que tome la declaración preparatoria del inculpado y que defina su situación jurídica en el plazo de ley.

La juzgadora también rechazó la petición de ampliar la acusación de la Secretaría de Hacienda que pretendió fincarle al ex gobernador el pago por concepto de “recargos” por un millón 30 mil pesos después de que ya había sido consignado.

Determinó que “sin prejuzgar sobre la existencia de elementos del delito, no se admite en esta instancia” la actualización del monto de los impuestos que supuestamente omitió pagar Granier.

En cuanto al posible traslado del ex gobernador a la Torre Médica de Tepepan para atención especializada por los problemas cardiacos que padece, comentó que eso dependerá de la Dirección General de Servicios Médicos del Reclusorio Oriente. “Nosotros ya exhibimos una constancia del doctor Peláez (Juan Carlos), del cardiólogo dictaminando su estatus actual y la resolución definitiva es de la dirección general”.