NOTIMEX
23 de septiembre de 2015 / 02:36 p.m.

Washington.- Sophie Cruz, una niña oaxaqueña de cinco años de edad, besó y abrazó hoy al Papa Francisco, a quien pidió interceda por la legalización de los millones de indocumentados en Estados Unidos.

En el recorrido que realizó el Papa Francisco este día por calles de Washington, la niña, que habla dos idiomas y un dialecto, pudo entregarle una carta y una playera. En la misiva le pide que interceda para la legalización de 11 millones de indocumentados en este país.

Gloria Saucedo, dirigente de Hermandad Mexicana Trasnacional, confirmó a Notimex que la niña, hija de padres oaxaqueños, pudo llegar al Papa este día.

En la emotiva escena, la niña, vestida con un traje típico oaxaqueño de color blanco con tejidos, en principio y delante de las vallas intentó caminar hacia el Papamóvil pero un guardia de seguridad le impidió el paso.

Una mirada de su papá y unos brazos abiertos del Papa forzaron al guardia de seguridad a enmendar y no solo llevó a la niña, sino que la cargó para que la abrazara al sumo pontífice y le diera un beso.

La menor, tras ser bajada por el guardia, reviró y tras recordar su misión, insistió y volteó para entregarle la playera y la carta a Francisco.

Saucedo compartió que Sophie Cruz es “una niña muy inteligente” ya que habla español, inglés y además mixteco.

“Le entregó una carta con un mensaje en el que le pide que ayude para que se legalicen a todos los papás sin documentos que están en Estados Unidos”, compartió.

En la camiseta se leía una leyenda de “Papa rescata a mi papá”, “La legalización es una bendición” y “Todos los niños del mundo tienen derecho a ser felices”.

Saucedo indicó que la delegación procedente de Los Ángeles intentará mañana de nuevo acercarse al Papa ya que tienen pases para el evento en el Congreso de Estados Unidos.

La delegación está integrada por seis niños y 19 adultos, la mayoría padres, así como miembros de organizaciones proinmigrantes de Los Ángeles.

Entre ellos, Hermandad Mexicana Trasnacional, Grupo de Migrantes Sin Papeles de la virgen de Juquila, Votantes del Futuro y de la iglesia de la Placita Olvera de Los Ángeles.

“Nuestra ilusión es que por la intervención del Papa Francisco venga ya por fin la reforma migratoria”, sentenció Saucedo.