18 de febrero de 2013 / 11:09 p.m.

Ciudad de México • El dirigente nacional perredista Jesús Zambrano calificó la detención del senador Jorge Emilio González en un alcoholímetro y su remisión al "Torito" como una vergüenza para el PVEM.

Sostuvo que el acotamiento al fuero constitucional de los servidores públicos evitaría la repetición de ese tipo de casos.

"El fuero constitucional desde su origen ha sido para proteger la labor parlamentaria, para salvaguardar el papel legislativo, no para otorgarle privilegios y que cada quien haga lo que quiera o que salga como el Niño Verde, que diga que tiene fuero constitucional. Esa es una vergüenza de ese partido", puntualizó.

El coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, reconoció a su vez la irritación de los ciudadanos con ese tipo de incidentes y el trato diferenciado para los funcionarios con fuero, pero sostuvo que quienes incurren en dichas conductas son apenas unos cuantos de los 500 diputados y 128 senadores.

Evitó recomendar a Jorge Emilio González regresar al "Torito" a cumplir su castigo, pues a su juicio es un asunto del PVEM y del propio legislador.

Por separado, el vicepresidente panista de la Cámara de Diputados, José González Morfín, evitó formular un juicio sobre los hechos, pero advirtió que cada vez más se evidencia la necesidad de legislar para acotar el fuero de los legisladores.

Remarcó que esa figura se ha desvirtuado a lo largo del tiempo, hasta convertirse en una "patente de impunidad".

"Estoy absolutamente convencido de que las opiniones de los legisladores deben estar protegidas (…), pero lo demás son vicios que ha traído la práctica diaria", dijo.

FERNANDO DAMIÁN