26 de mayo de 2013 / 12:58 a.m.

Oaxaca • El líder histórico de la izquierda y fundador del Partido de la Revolución Democrática Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, afirmó que mientras ese instituto político no se sacuda a las tribus internas y destierre la violencia, difícilmente se convertirá en opción real de gobierno para los electores en las urnas.

Afirmó que el PRD ha perdido militantes, por las luchas intestinas que persisten dentro de sus tribus y corrientes, que muchas veces diriman sus diferencias a balazos como el caso de Oaxaca.

“Yo no había visto que llegaran a ese extremo, creo que puede haber problemas pero no balazos, pero están llegando al límite y urgen que ya se comporten, recuperen el comportamiento que marcan nuestros estatutos internos.

“Involucrarse en una balacera es la peor conducta que pueden llegar a tener un militante y por ello no ganan”, dijo.

Abundó que todos los dirigentes de su partido, estén en el cargo que estén, están obligados a ser respetuosos de los estatutos y sus ideales.

“Si no pueden acatar estos principios, lo mejor es que se vayan a su casa y dejen espacio para otros que sí puedan hacerlo”, confió

Cárdenas Solórzano criticó también a las coaliciones electorales construidas entre la izquierda y la derecha, que poco a poco ha desacreditado la imagen y proyecto de su partido en algunos estados y municipios.

“Requerimos acercarnos más a la gente, estar abanderando sus causas y dejar a un lado las ambiciones de poder e intereses económicos que mucho nos han hecho daño en algunos estados, donde cada vez es menos la gente que vota por tales opciones políticas”.

El ex candidato presidencial ofreció una conferencia magistral sobre el futuro de las izquierdas en México, y refirió que los mexicanos nunca apostaran por un partido violento y negativo, exigiendo avanzar en la construcción de un PRD moderno y más propositivo.

Óscar Rodríguez