22 de marzo de 2013 / 01:20 a.m.

Ciudad de México • Los consejeros del Instituto Federal Electoral respondieron al Contralor General, Gerardo Guerrero Pozos las acusaciones que hiciera luego de que determinarán que no existían elementos para sancionar al ex director Ejecutivo de Administración del órgano electoral, Fernando Santos Madrigal.

Por lo que aseguraron que no toleraran ningún acto de corrupción, ni aceptaran intentos de sancionar y perseguir sin pruebas a funcionarios y ex funcionarios públicos del IFE.

Aseguraron que todas y cada una de nuestras resoluciones se basan en los principios que rigen al IFE y en particular, a los principios de legalidad, objetividad y certeza que estamos obligados a cumplir como funcionarios púbicos de una Institución del Estado Mexicano.

"Rechazamos con toda firmeza las declaraciones del titular de la Contraloría General, quien ha formulado acusaciones sin fundamento respecto de las y los integrantes del Consejo General. Si ésta es su convicción, debe acudir ante las instancias legales correspondientes como es su deber", señalan los consejeros en una carta a los medios de comunicación.

Tras dar a conocer las razones por las que, de forma unánimes, los consejeros determinaron que era improcedente la sanción contra el ex funcionario, Las Consejeras y los Consejeros reiteraron su compromiso con el ejercicio transparente y efectivo de los recursos públicos que le son asignados a esta Institución y nuestro rechazo a cualquier acto de corrupción.

"El IFE continuará trabajando con transparencia y en colaboración permanente con la Contraloría General, a efecto de darle a los ciudadanos mexicanos, certeza sobre el buen uso de los recursos públicos que tiene encomendados esta Institución", detallan.

CAROLINA RIVERA