27 de enero de 2015 / 03:49 p.m.

César Delgado ya sueña en amarillo y azul. A horas de volar a su natal Rosario, el 'Chelito' ya dejó en claro cuánto le ilusiona regresar a Central, equipo que lo vio nacer futbolísticamente.

Sin embargo, también dejó a entrever la exigencia que tendrá una vez que se enfunde en la elástica 'canalla' aun y cuando su nuevo técnico, Eduardo Coudet, sea un entrañable amigo suyo, al grado de pedirle que no ande en la vagancia sin importar haya o no firmado con el nuevo club.

"El 'Chacho' tuvo que mucho que ver en mi vuelta a Central. Tiene facilidad para hablar y eso motiva. Él sabía que me quedaba medio año y que después había posibilidades de volver. Siempre me pidió que vuelva; me quemó la cabeza", expresó Delgado.

Es por ello que el ahora ex Rayados sabe que no puede perder ni un minuto a fin de no perder el poco ritmo de juego que pudo ganar en los últimos días. La razón, el rol que tendrá el volante con los rosarinos.

"El 'Chacho' me dijo que me ponga a correr, que no sea vago porque tengo que volar", compartió.

Cabe recordar que el argentino naturalizado debió rescindir su contrato por un tema de salud de un familiar. Incluso, el jugador se encuentra en estos momentos solo en la ciudad y será entre el miércoles o jueves cuando arribe a Rosario, Argentina.

"Si bien dije que volvía en junio, las cosas se adelantaron por problemas personales. Iba a quedarme en Monterrey hasta terminar contrato en junio, pero sucedió algo que cambió todo.

"Mi familia ya está allá. Están contentos; tengo un nene de tres años que va a poder verme jugar con la camiseta de Central. Me pone contento saber que existe la posibilidad de retirarme con el club", comentó.

GERARDO SUÁREZ