27 de mayo de 2013 / 05:08 p.m.

Ciudad de México  • El senador Ernesto Cordero reapareció para presentar la reforma política-electora, junto con el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, al señalar que están listos para sacarlas adelante, sin rivalizar con el Pacto por México ni desafiar a las dirigencias de sus partidos.

Sin embargo, Cordero Arroyo estableció que si el nuevocoordinador José Luis Preciado y el dirigente de su partido, Gustavo Madero siguen los principios demócratas del Acción Nacional y estás banderas por las que han luchado históricamente la tendrán que apoyar porque contiene temas fundamentales como la reelección legislativa y la segunda vuelta.

Cordero no quiso hablar respecto del desayuno que sostuvo el jueves pasado con el coordinador Preciado al señalar que el legislador colimense “platicó conmigo, como platicó con todos. Yo no negocie nada, le desee la mejor de las suertes”.

Los senadores indicaron que más allá de la firma que respalden esta iniciativa que se presentará en la Comisión Permanente el próximo 3 de julio, ya surtió los efectos que se tenían previstos, sin embargo, aunque el ambiente político es complicado se asumen las consecuencias porque los legisladores que firmaran este proyecto solamente están ejerciendo su derecho y obligación, por lo que no debe sorprender a nadie que ocurra de esa manera.

En el documento denominado “Para defender y profundizar la democracia” corderistas y perredistas sostienen que si bien el Pacto por México recoge algunas de las demandas de los ciudadanos y reconoce pendientes de regeneración institucional quienes representan a la oposición democrática en el Senado “no podemos aceptar que la iniciativa del cambio político provenga de una mesa que sustituya la responsabilidad del Congreso y que la reforma política tenga como único propósito de legitimación del nuevo gobierno”.

Sostienen que son representantes electos y delegar esa responsabilidad en mecanismos alternativos de concertación política significaría claudicar a su responsabilidad democrática.

“Asumir esta agenda es la única vía para acreditar la disposición del gobierno federal y de su partido de avanzar en el fortalecimiento de la institucionalidad democrática”, indicaron los senadores en el documento, que fue presentado por el perredista Manuel Camacho y el panista Roberto Gil.

Angélica Mercado