MULTIMEDIOS DIGITAL
10 de marzo de 2017 / 11:46 a.m.

EDMONTON.- El juez magistrado de Canadá, Robin Camp, presentó su renuncia después de que un comité recomendará su destitución tras haberse dirigido a una víctima de violación de 19 años preguntándole: '¿y por qué simplemente no mantuvo las rodillas juntas?'.

La joven había denunciado su violación por un hombre de 29 años durante una fiesta en casa de unos amigos. El supuesto agresor la acorraló en el baño y, contra el lavabo, la penetró.

En la corte, el juez se mostró desconfiado hacia la mujer y la humilló verbalmente, recriminando públicamente que 'las chicas jóvenes les gusta tener sexo, sobre todo si están bebidas; pero el sexo y el dolor a veces van de la mano, y no es necesariamente algo malo'.

Las fuertes declaraciones en 2014 terminaron ayer con la carrera del juez, tras años de presión social.

El comité concluyó que el juez era incapaz para el puesto y que debía ser destituido.