ap
5 de febrero de 2016 / 03:16 p.m.

Turquía.- Turquía no negociará la paz con los rebeldes curdos hasta que el grupo deponga las armas, dijo el viernes primer ministro del país, Ahmet Davutoglu.

Davutoglu realizó el anuncio en la ciudad suroriental de Mardin, donde reveló el "plan maestro" del gobierno para reconstruir la principal región curda del país tras el fin de las operaciones de las fuerzas de seguridad contra insurgentes vinculados al Partido de los Trabajadores del Curdistán, o PKK.

El enfrentamiento entre fuerzas turcas y el PKK se reactivó el pasado julio, rompiendo el frágil proceso de paz iniciado en 2012. Como parte de la operación contra la insurgencia, Turquía ha impuesto el toque de queda en varias localidades y distritos.

El gobierno llevará a cabo consultas entre los habitantes de la región sobre los esfuerzos para poner fin al conflicto, dijo Davutoglu. "Los que sostienen armas no serán aceptados como interlocutores", agregó.