25 de noviembre de 2014 / 11:46 p.m.

Washington. — "No hay excusas" para la quema de edificios, autos y destrucción de propiedades en Ferguson en respuesta a la decisión de un jurado de no procesar a un policía que mató a un joven negro, dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama dijo que esos actos "destructivos" son un crimen y quienes los cometen deben ser castigados.

El presidente pronuncia un discurso en Chicago un día después de que un jurado de investigación de Missouri rechazó procesar penalmente al policía que mató a un joven de 18 años, Michael Brown.

Obama dijo que comprende que muchas personas estén molestas por la decisión. Indicó que su frustración tiene su origen en la percepción de que las leyes no siempre son aplicadas "de forma justa y uniforme" en comunidades negras.

FOTO Y TEXTO: AP