5 de marzo de 2013 / 01:35 a.m.

Ciudad de México • Las fracciones del PAN y del PRD en la Cámara de Diputados le tomaron la palabra a Enrique Peña Nieto respecto a que “no hay intocables” y retaron a los legisladores del PRI a acotar el fuero presidencial en el proyecto de reformas constitucionales en la materia que se votará mañana en el pleno.

Al clausurar los trabajos de la Asamblea Nacional del Revolucionario Institucional, el presidente Peña Nieto advirtió ayer que “no hay intereses intocables” y dijo que el único interés que se encargará de proteger será el interés nacional.

El coordinador de los diputados federales del PAN, Luis Alberto Villarreal, insistió por ello en la necesidad de eliminar privilegios y garantizar la igualdad de todos ante la ley.

“Para nosotros, todos tienen que estar igual ante la ley, y todos son todos. Nosotros le tomamos la palabra al presidente Peña Nieto respecto a que en este país no hay y no debe haber intocables, y no ha sido una propuesta de Acción Nacional que se proteja a ningún funcionario en materia de fuero”, puntualizó.

El legislador por el estado de Guanajuato reconoció, sin embargo, que la definición para acotar el fuero presidencial corresponde al PRI, pues sin éste no es posible alcanzar las dos terceras partes de la votación que exige una reforma constitucional.

El jefe de la bancada del PRD, Silvano Aureoles, coincidió con la oportunidad de tomar la palabra a Peña Nieto respecto a la inexistencia de “intocables”.

“Yo partiría de que él es el principal interesado de que este tema se haga así, porque dijo que no habrá intocables, que no hay nadie por encima de la ley, y entonces creo que es muy oportuno pensar que esta postura del presidente da la pauta para retomar el tema y que el propio Presidente de la República tenga el mismo trato en la Constitución que tendrá el resto de los servidores públicos que tienen o han contado con esta protección en la Constitución”, indicó.

La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó la semana pasada el dictamen que limita la inmunidad de gobernadores, secretarios de Estado, ministros, magistrados, diputados y senadores para poder sujetarlos a proceso penal, en caso de cometer algún delito.

Sin embargo, con los votos del PRI y del PAN, el dictamen dejó intacto el fuero presidencial.

FERNANDO DAMIÁN