reuters
4 de abril de 2016 / 11:00 a.m.

Ciudad de Panamá. - El director de una firma de abogados panameña en el centro de un escándalo internacional por la filtración de supuestas operaciones financieras de líderes y personajes mundiales, dijo el domingo que el bufete no ha actuado mal y que es víctima de un ataque internacional contra la privacidad.

El diario alemán Süddeutsche Zeitung dijo que recibió más de 11 millones de documentos filtrados de la base de datos de la firma y los compartió con más de 100 organizaciones noticiosas, junto el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés).

Los archivos fueron utilizados para producir una investigación que abarca décadas de trabajo de la firma Mossack Fonseca, especializada en crear empresas legales difíciles de rastrear llamadas "offshore", y detalla transacciones financieras oscuras por miles de millones de dólares.

Ramón Fonseca Mora, cofundador, accionista y director actual del bufete dijo en una entrevista telefónica con Reuters que la firma sufrió un ataque cibernético "limitado", el cual ya fue informado a sus clientes.

El directivo dijo que la firma ha formado más de 240 mil sociedades y que la gran mayoría de ellas ha sido para usos legítimos.

El diario británico The Guardian dijo que los documentos revelaron una red de transacciones offshore secretas y créditos con valor de 2 mil millones de dólares que conducen a amigos cercanos del presidente ruso Vladimir Putin.

"Nosotros nos dedicamos a hacer estructuras legales, se las vendemos a intermediarios como bancos, abogados, contables, fiduciarias y ellos tienen sus clientes finales que nosotros no conocemos ni lidiamos con ellos, no somos responsables de lo que las estructuras hacen", aseguró Fonseca.

Fonseca, un ex ministro consejero de Panamá, dijo que el bufete no ha recibido una acusación formal en casi 40 años de operaciones.

"Creemos que hay una campaña internacional en contra de la privacidad, la privacidad es un derecho humano sagrado, hay gente en el mundo que no entiende eso y nosotros definitivamente creemos en la privacidad y seguiremos trabajando para que la privacidad legal funcione", sostuvo.

Por su parte, el Gobierno de Panamá dijo que lidera una política de cero tolerancia ante cualquier aspecto de su sistema legal o financiero que no se maneje con altos niveles de transparencia.

"El Gobierno de Panamá cooperará vigorosamente con cualquier solicitud o asistencia que sea necesaria en caso de que se desarrolle algún proceso judicial", dijo en un comunicado.