27 de febrero de 2013 / 06:54 p.m.

Ciudad de México • El SME advirtió que a los electricistas "no nos van a intimidar" desde el gobierno, con la detención de Elba Esther Gordillo y consideró que su detención obedece a un ajuste de cuentas por su rechazo a la reforma educativa.

"Si el mensaje es que aquellos que se oponen a las reformas desde la crítica patriótica van a ser juzgados, a nosotros no nos van a intimidar", advirtió el secretario del exterior del SME, Humberto Montes de Oca.

En conferencia, sostuvo que el sindicalismo democrático, en particular la CNTE "tiene años denunciando su enriquecimiento ilícito y su actitud represora a los maestros".

Consideró que su detención es "un ajuste de cuentas dentro del propio sistema, este tipo de liderazgos de sindicatos corporativos, crecieron y acumularon riqueza y poder al amparo de gobiernos neoliberales a quienes sirvieron para hacer pasar sus reformas, hoy tienen diferencias como la reforma educativa y operan en su contra para contener su impulso cuestionador de esta reforma".

No obstante, afirmó que su detención no legitima las reformas educativas y laboral, pues hay por lo menos 3 millones de amparos.

LILIANA PADILLA