MULTIMEDIOS DIGITAL
18 de mayo de 2017 / 03:55 p.m.

BRASILIA. - El presidente de Brasil, Michel Temer, descartó enfáticamente su renuncia tras haber sido acusado de avalar el pago de un soborno para que un encarcelado ex diputado no hablara en el marco de una gigantesca investigación por corrupción.

Ayer, el diario Globo publicó un artículo según el cual hay una grabación en la que el mandatario aparece estar de acuerdo con un empresario en que se le pague al ex presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

En un breve y encendido discurso, el mandatario dijo que nunca aprobó que se pagara para silenciar a alguien.

“No renunciaré, sé lo que hice y sé la corrección de mis actos. Exijo una investigación plena y muy rápida”, dijo.

Además aseguró que no tiene nada que ocultar y que probará su inocencia ante el Supremo Tribunal de Brasil, que horas antes autorizó una investigación en su contra.

Tres parlamentarios presentaron en el Legislativo sendas peticiones de apertura de juicio político contra Temer tras las revelaciones de la víspera, mientras varios de sus ministros dijeron que saldrán del Ejecutivo si no renuncia.

La oposición de izquierda pide su renuncia y la convocación de elecciones presidenciales, pero la Constitución brasileña no permite actualmente esa posibilidad.

Temer asumió al cargo hace un año cuando la presidenta Dilma Rousseff fue destituida en medio de denuncias de que manejó ilegalmente el presupuesto federal.

Con información de AP, Reuters y Notimex.