REUTERS
18 de agosto de 2016 / 04:17 p.m.

RÍO DE JANEIRO.- Más de la mitad de las casi 300 mil entradas regaladas a niños en edad escolar para los Juegos Olímpicos de Río no se ha utilizado, dijeron el jueves los organizadores, que han luchado con muchos asientos vacíos en las sedes del evento.

La baja asistencia en la mayoría de las sedes ha sido un problema desde el principio de estos Juegos, transformándose en un dolor de cabeza para los organizadores que no han podido resolver el problema a tiempo.

El portavoz de los Juegos de Río, Mario Andrada, dijo que se regalaron 280 mil000 boletos a niños de escuelas como parte de un proyecto social para masificar los deportes son menos populares en Brasil, pero la mitad de las entradas nunca fueron utilizadas.

Un total cercano a las 6,1 millones de entradas fueron emitidas para el evento.

"Del público general, el 11 por ciento no se presentó", dijo Andrada a la prensa. "Incluso el público que compró boletos fuera de la puerta (de las sedes), un 7 por ciento no se presentó en las sedes".

"Esto confirma una sospecha que teníamos: que hubo personas que compraron boletos para entrar en el parque (Olímpico), no necesariamente enfocados en una sede", agregó.

Sin embargo, según Andrada, la mayor inasistencia se produjo por escolares, que no fueron a los Juegos en gran número principalmente debido a que están de vacaciones.

Si bien los organizadores han dicho que excedieron su objetivo financiero por la venta de entradas, la baja participación, incluso en las pruebas de atletismo, ha sido uno de los principales problemas de los Juegos Olímpicos, junto con la seguridad y el transporte.

La venta de entradas para los Paralímpicos es incluso peor, ya que apenas se han vendido el 12 por ciento de las localidades.