AP
15 de marzo de 2016 / 06:09 p.m.

Corea del Norte.- El gobernante norcoreano, Kim Jong Un, advirtió que su país detonará próximamente a modo de prueba una ojiva nuclear y hará ensayos de misiles balísticos capaces de transportar ese tipo de armas atómicas, informó el martes la prensa estatal, en una intensificación de las amenazas contra Seúl y Washington.

Kim ordenó que se realicen los ensayos "en poco tiempo", según la Agencia Central Coreana de Noticias (KCNA por sus siglas en inglés) que no precisó si el gobernante fijó fechas específicas para la realización de las pruebas.

El anuncio tiene lugar después de que Corea del Norte afirmara que ha dominado una tecnología clave que aún tenía pendiente y que le es necesaria para desarrollar un misil de largo alcance eficaz que pueda llegar al territorio continental de Estados Unidos.

Se desconoce si los ensayos se efectuarían pronto, dado que es probable que cualquier prueba derive en medidas internacionales más severas contra Corea del Norte, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU impusiera a principios de marzo al país las sanciones más estrictas en dos décadas por un ensayo nuclear y una prueba de un misil de largo alcance realizados este año.

Antes, Corea del Norte normalmente realizaba pruebas nucleares y ensayos de lanzamientos de cohetes de largo alcance cada tres o cuatro años.

La amenaza de Kim forma parte de la furiosa reacción de su país a los ejercicios militares anuales que Seúl y Washington realizan anualmente, que se celebran estos días y Pyongyang considera como un ensayo de invasión.

Kim dijo que "en poco tiempo se realizarán un ensayo de explosión de una ojiva nuclear y los lanzamientos de prueba de varios tipos de cohetes balísticos capaces de transportar ojivas nucleares para mejorar aún más la confianza de la capacidad para efectuar un ataque nuclear", indicó KCNA.

El gobernante norcoreano hizo los comentarios mientras dirigía la exitosa prueba simulada de un vehículo de reingreso, necesario para que una ojiva penetre de nuevo en la atmósfera terrestre sin problemas tras lanzarla con un misil de largo alcance.

A menudo es imposible confirmar la información del régimen cerrado y autoritario de Corea del Norte y prácticamente no hay manera de verificar sus afirmaciones sobre el desarrollo de la tecnología de un vehículo de reingreso.

Funcionarios de defensa surcoreanos y muchos expertos externos aseguran que Corea del Norte carece todavía de un vehículo funcional de reingreso, lo cual significa que no posee un misil eficaz que tenga capacidad de alcanzar territorio continental de Estados Unidos.
Pyongyang recurre a menudo a un exaltado discurso belicista en momentos de tensión con el mundo exterior.