10 de octubre de 2014 / 05:55 p.m.

Oregon.- El gobernador de Oregon John Kitzhaber es considerado el favorito en los comicios del mes próximo, pero la sorpresiva admisión por su prometida de que aceptó dinero a cambio de casarse ilegalmente con un inmigrante en 1997 — además de otras acusaciones contra ella — han complicado repentinamente la contienda.Secándose las lágrimas en una conferencia de prensa, Cylvia Hayes, de 47 años, admitió haber aceptado unos 5.000 dólares para casarse con un inmigrante para que éste pudiese quedarse en Estados Unidos."Fue un matrimonio de conveniencia", dijo Hayes. "El necesitaba ayuda y yo necesitaba dinero".Avergonzada, Hayes dijo que mantuvo ese matrimonio en secreto de Kizhaber hasta que un periódico de Portland, Willamette Week, comenzó a hacer preguntas.El gobernador demócrata no ha hablado públicamente del matrimonio secreto de su prometida, pero el asunto pudiera aflorar cuando él participe en un debate electoral con el candidato republicano Dennis Richardson.Hayes dijo que ella estaba asociada con "las personas equivocadas" mientras pasaba trabajos para pagar por su educación y por ello aceptó el matrimonio falso. Hayes se había divorciado dos veces y tenía pocos menos de 30 años cuando se casó con un etíope de 18 años."Estuvo mal entonces y está mal ahora y estoy aquí para aceptar las consecuencias, algunas de las cuales cambiarán mi vida", dijo Hayes.Hayes dijo que se sentía "avergonzada" y que no dijo al gobernador sobre el asunto hasta las preguntas del periódico esta semana. Ella se presentó sola en un podio en un edificio de oficinas en el centro de Portland y dijo que le pidió a Kitzhaber que no se le sumase porque ella no podía mirarle sin llorar.Cuando ella le informó a Kitzhaber sobre el matrimonio, "él estaba anonadado y se sintió herido", dijo Hayes, haciendo una pausa para controlar lágrimas. "Y yo voy a estar eternamente agradecida por la forma hermosa y amorosa en la que él me ha apoyado".Hayes se disculpó con Kitzhaber, con sus amigos y familiares y con los residentes de Oregon, diciendo que lamentaba no haber sido honesta sobre "un error grave". La pareja confirmó en agosto que está comprometida.Hayes dijo que nunca vivió con el inmigrante, se vieron apenas un puñado de veces y que no han tenido contacto desde que se divorciaron en 2002.Hayes ha discutido abiertamente su infancia pobre en el estado de Washington y los problemas que pasó para mantenerse financieramente desde la escuela secundaria.Kitzhaber conoció a Hayes cuando ella se presentó infructuosamente a los comicios a la legislatura estatal en 2002.FOTO: APAP